Leonoticias

Pablo Fernández, líder autonómico de Podemos.
Pablo Fernández, líder autonómico de Podemos. / Campillo

Podemos lamenta que «una triple alianza» en el Gobierno «perpetúe los recortes y austeridad» del PP

  • El secretario general de Podemos Castilla y León cree que lo que la ciudadanía requiere ahora son «nuevas demandas, anhelos y expectativas y políticas distintas»

El secretario general de Podemos Castilla y León y portavoz en las Cortes, Pablo Fernández, se lamentó este miércoles de que haya «cristalizado» lo que definió como una «triple alianza o gran coalición» en el Gobierno de España. En su opinión, el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PSOE tendrá «repercusiones directas» en la Comunidad, al «perpetuarse los recortes y la austeridad» del PP y, por ende, que se siga «empobreciendo de manera sangrante y flagrante a la mayoría social del país».

«Se ha formado una suerte de 100.000 hijos de San Luis en pleno siglo XXI», ironizó Fernández al recordar otras alianzas históricas, para añadir que lo único que pretenden es «apuntalar al régimen de 1978», después de lo que, a su juicio, supuso el «terremoto democrático del 15-M». Así, añadió que la ciudadanía lo que requiere ahora son «nuevas demandas, anhelos y expectativas y políticas distintas», en declaraciones recogidas por Ical.

Por ello, Fernández no ocultó su disgusto por que se haya escuchado durante meses que se necesitaba un «Gobierno de estabilidad de forma perentoria» y que, al final, se haya conformado uno cuya composición es «la peor de las noticias posibles al no representar de ninguna forma el cambio y el progreso que se demandaba en España».

También aludió al ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al entender que ha tardado «mucho tiempo en caerse del caballo y darse cuenta de que se necesitaba una alternativa, que los números daban para ello y que, con Podemos y otras fuerzas nacionalistas, hubiera sido posible». En es sentido, criticó que el PSOE haya «caído en los brazos» del PP, del que dijo que es el «partido más corrupto de Europa» y permitido que siga en el Gobierno Mariano Rajoy.

En su opinión, las consecuencias serán «funestas en Castilla y León» al ser necesario reformar un «perjudicial» sistema de financiación autonómica. «En cuatro año el PP no modificó ni una sola coma y mucho nos tememos que se siga en la misma línea», al tiempo que se refirió a las pensiones «cuya hucha está tirititando», dijo, al considerar que se trata de un tema «trascendental en una Comunidad tan envejecida».