Leonoticias

PP, Podemos y C’s ven avances en la negociación del pacto industrial y el PSOE mantiene «puntos críticos»

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, preside la reunión del grupo de trabajo del pacto por la reindustrialización
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, preside la reunión del grupo de trabajo del pacto por la reindustrialización / Leticia Pérez
  • La Consejería de Economía y Hacienda prolonga las conversaciones con los grupos de las Cortes en la búsqueda del mayor consenso

Los grupos de PP, Podemos y Ciudadanos observan avances en la negociación abierta con la Consejería de Economía y Hacienda para alcanzar un pacto industrial, uno de los objetivos de esta legislatura, mientras que el PSOE mantiene unos “puntos críticos” aunque confía en el “esfuerzo y la cintura” de la consejera del ramo para sellar un acuerdo en una materia que todos consideran de comunidad.

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, entregó el pasado 12 de febrero el documento para trabajar en un gran pacto para la reindustrialización de la Comunidad, cuyo principal objetivo es que la industria tenga un peso del 20 por ciento en el PIB autonómico al final sobre el actual 16,5 por ciento, base en la que se asientan las conversaciones, de las que se celebró una primera ronda en julio y se está en una segunda, según informaron fuentes de ese departamento.

El documento tiene en este momento dictamen favorable del Consejo Económico y Social y el “visto bueno” del Diálogo Social, pero no se ha fijado un plazo para su aprobación, cuyo trámite será el Consejo de Gobierno y remisión a las Cortes para su aprobación por mayoría absoluta. La negociación de un plan, que se considera vivo y en el que se han recogido muchas propuestas de los grupos que ahora se encajan, se prolonga porque se busca el máximo consenso, explicaron a Ical desde el departamento de Pilar del Olmo.

“No se puede decir que haya una posición de acuerdo, porque se sigue negociando, pero se ha avanzado bastante”, afirma el portavoz del PP de Hacienda, Salvador Cruz, que asegura que una parte importante de las alegaciones de los grupos se han incorporado al plan, que nace de la ley de Industria de Castilla y León aprobada en septiembre de 2014.

Entre las propuestas recogidas, refiere la eliminación de cualquier mención del fracking o fractura hidráulica en el plan -una de las cuatro materias del acuerdo firmado entre el presidente de la Junta y los portavoces de los grupos al inicio de la legislatura-, en la que incidió en especial Podemos en sus alegaciones. La inclusión del carbón es otra de las demandas de los grupos, donde Cruz explica que tiene cabida en la potenciación de los recursos endógenos de la Comunidad.

Igualmente, reseña el popular los planes de reindustrialización en zonas de deslocalización, aspecto que para el socialista Javier Izquierdo es “insuficiente”, que reclama una planificación más amplía. También, Ricardo López (Podemos) y Manuel Mitadiel (Ciudadanos) inciden en los planes territoriales y el primero señala que está a la espera de la fórmula que le dijo Economía que iba a buscar, mientras que el segundo espera que el plan tenga una “capacidad financiera”.

López y Mitadiel se muestran “satisfechos” de las propuestas de sus grupos que han sido incorporadas y señalan que, de mantenerse así, estarían de acuerdo. “La música suena bien, pero tiene que tener la prueba del algodón”, valora el procurador naranja, que lamenta, no obstante, que no se realice un estudio del efecto de las anteriores medidas. “No es posible una reindustrialización de nuestra tierra, sin abordar de manera específica y urgente el equilibrio de las diferentes comarcas que conforman nuestra realidad”, recoge Podemos en sus alegaciones.

Puntos primordiales

Un gasto de 300 millones de euros en I+D+i a partir de 2020, un plan de retorno del talento profesional y científico con al menos cinco millones de euros, planes territoriales y avance en el acceso a las nuevas tecnologías para corregir los “vacíos” actuales en la banda ancha son puntos “primordiales” para el Grupo Socialista, asegura Javier Izquierdo.

Izquierdo denuncia el desfase de 437 millones de euros en tres años entre lo que presupuesta la Junta en gasto tecnológico cada ejercicio y lo que se recoge en la Riss 3, documento aprobado por ella, y pide que se cumpla para que no sea “un engaño a los ciudadanos y al Parlamento”. El socialista reclama la mejora de las nuevas tecnologías y recuerda que ahora pocos pueblos tienen acceso a 30 megas, lo que incide en la apertura de negocios y en la prestación de los servicios básicos.

Salvador Cruz reconoce diferencias con el PSOE en cómo se computa el 3 por ciento en gasto tecnológico, ya que la Junta y el PP lo centran en el gasto no financiero de las consejerías y los socialistas en el porcentaje sobre el Producto Interior Bruto. “El fin es el mismo, aunque hay matices”, dice el popular, si bien el socialista ve en ello una “trampa” y recuerda que el aumento de los tipos de interés por una mayor deuda pública merma los recursos disponibles de la Junta. “No se garantiza que crezca el gasto”, apunta.

“Si la Junta no incorpora puntos importantes no tendrá nuestro apoyo”, avisa Izquierdo, que no ve avances hasta la fecha , aunque confía en el “esfuerzo” y en la “cintura política” de la consejera para llegar al acuerdo, aunque insiste en que la última palabra para cerrar un pacto por la reindustrialización depende del Ejecutivo.

El Plan Director de Promoción Industrial plantea 200 medidas transversales en siete sectores industriales: agroalimentación; automoción; salud y calidad de vida; energía y medio ambiente industrial; hábitat; industrias culturales y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), con el objetivo de lograr que la industria manufacturera en la Comunidad llegue al 20 por ciento del Valor Añadido Bruto (VAB) en 2020, impulsar nuevas actividades productivas y aumentar el tamaño de las empresas del sector industrial.