Leonoticias

Una exposición del Programa ‘Los Mejores de los Nuestros’ muestra la obra de Ana Jiménez, Premio Castilla y León de las Artes 2003

  • El Palacio del Licenciado Butrón de Valladolid acoge una muestra con una selección de 54 piezas de Ana Jiménez, Premio Castilla y León de las Artes en 2003

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, ha inaugurado la exposición que recoge parte de la obra de la artista Ana Jiménez, Premio Castilla y León de las Artes en 2003. La muestra es parte del Programa ‘Los Mejores de los Nuestros’, promovido por la Junta de Castilla y León “para poner de manifiesto el valor, de manera cotidiana y a lo largo de todo el territorio, de los galardonados con los Premios Castilla y León en sus diversas categorías”. La consejera ha asegurado que, a través de esta muestra, el visitante podrá percibir la vida y obra de la escultura, pues refleja “su pasión por la vida, plasmada en sus obras de forma totalmente natural”. Asimismo, ha destacado que fue “pionera en un mundo de hombres y maestra de varias generaciones”.

El escultor Ricardo Flecha también ha participado en la inauguración con una conferencia en la que ha asegurado que rescatar la obra de Ana Jiménez “nos da la oportunidad de recuperar la memoria de tantas mujeres que lucharon por abrir un camino” en el mundo del arte.

Una exposición para conocer su vida y obra

La muestra de Ana Jiménez, comisariada por Eloísa Wattenberg, directora del Museo de Valladolid, recoge una selección de 54 piezas y pretende dar una visión general de la obra de la artista y brindar la posibilidad de que el público, que ya disfruta en la calle de algunas de sus obras, conozca otras facetas de su estilo y su condición de Premio Castilla y León. Un primer apartado se dedica a la biografía de Ana Jiménez: un panel y documentos personales, junto a alguna obra de pequeño formato muestran al espectador su personalidad, que se complementa con la proyección de un video, en el que amigos, compañeros y discípulos hablan de la artista donde coinciden en destacar su vitalidad, sus dotes para la enseñanza, su luz personal y el gran afecto hacia ella.

Otra parte de la exposición muestra piezas que han sido agrupadas por temas, tratando de mostrar los hitos o épocas más significativos de su estilo: la de realismo idealizado, de figuras amables, con esculturas como ‘Al vent del Mon’, de fuerte contenido simbólico en relación con los acontecimientos sociales de 1968. Otra faceta del estilo de la artista se ve reflejada en sus figuras de animales y en particular a su serie de pájaros, voluminosos y de superficies curvas, en los que consigue gran expresividad. Se puede contemplar una serie de figuras de ‘Palomas’, una de las especies preferida de la escultora, de la que hizo numerosos modelos.

En otro apartado, se presentan varios relieves -en bronce, resina, o escayola- de cuerpos femeninos macizos, apegados a la tierra, que aluden a su etapa denominada de figuras-paisaje. En el centro de la sala se intercalan otras obras que la artista creó a partir de los años 80 como ‘Las manos del alba’, o el ‘Caballito rojo’. De la última etapa de la artista, en la que lleva a la forma temas de la actualidad y del entorno social, se exponen dos ejemplos de la serie de relieves y esculturas sobre ‘Los Malos Tratos’, y un singular grupo de figuras relacionadas con la denuncia de la contaminación acústica: ‘Deliberando en torno al ruido’.

Donación de la obra de Ana Jiménez

La obra de la escultora Ana Jiménez fue oficialmente donada en septiembre de 2015 a la Comunidad de Castilla y León. La colección está depositada en el Museo de Valladolid y está formada por 518 piezas. Son obras que conservaba en su poder o estudios de taller: esculturas o placas de pequeño formato en bronce, en poliéster, en yeso y chapa de estaño, en piedra, en barro, algunas en alambre y chapa, o lana y porexpan, además de moldes de escayolas y siliconas. Una parte de la colección son 219 dibujos y bocetos sobre papel.

Programa ‘Los mejores de los nuestros’

Dentro de este programa, además de la exposición de Ana Jiménez, ya se ha llevado a cabo una muestra bajo el título ‘Antonio Baciero. Itinerarios musicales’, en reconocimiento al Premio Castilla y León de las Artes 1985. En el terreno musical, la consejera ha recordado el concierto homenaje a Cristóbal Halffter, Premio de las Artes 1996, por la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, que se celebró el 13 de julio en Villafranca del Bierzo o el de Baciero en Castrillo Mota de Judíos, el pasado 7 de junio. La consejera ha señalado que también se utilizarán centros culturales para la realización de actividades sobre los Premios Castilla y León, como lecturas, conferencias y clubs de lectura en las bibliotecas gestionadas por la Junta, con la participación tanto de los propios Premiados, como con la colaboración de otras destacadas personalidades relacionadas con ellos o sus campos de actuación.