Leonoticias

IU reclama la retirada de la Lomce y el fin de la degradación que sufre la educación pública

  • La coalición se sumará mañana a la jornada de movilización de la comunidad educativa y a la huelga de estudiantes

Izquierda Unida de Castilla y León reclamó este martes la retirada de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y el fin de la degradación que viene sufriendo la educación pública en favor de la privada, a la vez que anunció su apoyo a la jornada de movilización de la comunidad educativa convocada para mañana, así como a la huelga de estudiantes.

El procurador y coordinador regional de IU, José Sarrión, aseguró que es necesario revertir los recortes que el sistema educativo ha venido sufriendo en los últimos años y acabar con la Lomce. »Nosotros pedimos una educación pública, gratuita y sin impedimentos para dejar fuera del sistema educativo a los hijos de las familias más desfavorecidas».

En este sentido, la responsable autonómica de educación de la coalición, Rocío Anguita, reclamó a las administraciones el fin de la degradación que está sufriendo el sistema público y denunció que no es de recibo que alumnos de cuarto de la ESO de Castilla y León hayan estado un mes sin profesor en algunas asignaturas.

Para Anguita, tanto el Gobierno como la Junta están apoyando claramente a la Lomce, »que es lo mismo que apoyar a la educación privada», y criticó que esta discriminación de lo público también quedó patente en el mapa de titulaciones de la Consejería Educación, donde se potencia la oferta de las universidades privadas en detrimento de las públicas.

A su vez, criticó que la inversión media por alumno y año en España está 800 euros por debajo de la media de la OCDE e insistió que con la aplicación de la Lomce se »está acabando con uno de los grandes avances sociales de las últimos años. Con la actual legislación, sólo llegarán a la universidad los hijos de las familias con mayor nivel de recursos».

Anguita también criticó la incertidumbre a la que se enfrentan los alumnos de segundo de Bachillerato, que aún no saben a qué tipo de prueba se tendrán que enfrentar en junio, ya que todavía se desconocen los contenidos o si será un examen tipo test o de desarrollo de una materia. No obstante, la dirigente de IU denunció que lo más grave es que no está garantizado el derecho a la educación, »ya que antes la Selectividad era la puerta de acceso a cualquier universidad del país, y ahora cada comunidad autónoma hace su reválida. Esperemos que recapaciten, que hagan caso a los rectores y que se vuelva a la Selectividad».

Además, también se refirió a la situación de los alumnos de cuarto de ESO y aseguró que los estudiantes que no superen la reválida están condenados al »callejón sin salida que supone la FP Básica».

Por su parte, la responsable provincial de educación, Conchi Ayala, criticó que las reválidas sólo suponen un coste para las administraciones publicas y las familias y un gran negocio para las academias privadas, y aseguró que ante la »degradación» que sufre el sistema educativo público es necesaria la movilización de toda la comunidad educativa.