Leonoticias

vídeo

La ministra Isabel García Tejerina, junto con la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, flanqueadas por Carlos Ranera, de España-Duero (i) y el director general de El Norte de Castilla, Ángel de las Heras. / R. Gómez

García Tejerina: «Queremos un sector agrario que conquiste el mundo»

  • La ministra en funciones de Agricultura y Ganadería resume su gestión en el III Foro Agrario de El Norte de Castilla en los 480.000 empleos agrarios y 95.000 millones de euros generados por la industria agroalimentaria

  • Advierte de que ya está abierto el debate sobre el futuro de las ayudas de la UE, por la fecha tope de 2020 que marca la Política Agraria Comunitaria

Conquistar el mundo con los productos de España y Castilla y León. Una meta ambiciosa es la que ha propuesto la ministra de Agricultura y Ganadería en funciones, Isabel García Tejerina, a los representantes de la producción, distribución e industria agroalimentaria que han asistido este lunes al desayuno del III Foro Agrario que El Norte de Castilla organiza con el patrocinio de EspañaDuero, y que se desarrolló en el pabellón de cristal del Museo de la Ciencia. Para ello, señaló la ministra vallisoletana, se está en el camino correcto, y dio dos datos: los 480.000 empleos del campo y 95.000 millones de euros generados por un sector considerado estratégico. Pero, a pesar de la mejoría de los datos, hay que consolidarlos. Para ello, subrayó García Tejerina, «el sector necesita generar más valor y riqueza, porque es en el mercado global donde se juega las oportunidades de futuro de cremiento para España».

Fotos

  • III Foro Agrario de El Norte de Castilla

Destacó que el resultado de cuatro años de la política del Partido Popular han permitido una «buena reforma de la PAC», a partir de una batería de medidas entre las que enumeró, «la integración de las cooperativas, la transparencia en favor de las organizaciones interprofesionales, la apuesta por la calidad y la internacionalización del sector». Ahora, indicó, se están recogiendo los frutos de estas medidas como la construcción de tres grandes grupos cooperativos que aglutinan a 236 cooperativas con 115.000 socios y que han generado 1.800 millones de euros.

Mencionó como ejemplo el espectacular resultado en bodegas o la interprofesional del aceite de oliva, «tan volcada en la internacionalización que España ya ha conseguido superar a España en el volumen de exportaciones a Estados Unidos». Además del porcino, uno de los sectores mejor vertebrados, con más de 4.000 millones de euros en las exportaciones.

«Esto es solo una parte de un sector que no tiene límites, porque hemos visto lo que es capaz de hacer cuando se le dan las herramientas necesarias», elogió Tejerina.

Luchar contra el cambio climático

El otro gran eje que tiene que marcarse el sector para los próximos años es la sostenibilidad de las explotaciones. Se resume en «una agricultura capaz de hacer más con menos». La ministra advirtió de que, al reto de la seguridad alimentaria hay que sumar el reto de la sostenibilidad ambiental añadida a la producción de alimentos. «La agricultura estará en el centro de la lucha contra el cambio climático», subrayó, para lo que habrá ayudas de la PAC hasta 2020. Pero la Comisión Europea, empezará un debate sobre el futuro y la continuidad de las ayudas de la PAC después de esa fecha y con varias premisas que ya han sido apuntadas por el comisario Phil Hogan: combatir la volatilidad de los mercados con herramientas que corrijan situaciones como las vividas por el sector lácteo; afrontar la forma en que la agricultura tiene que contribuir a cumplir con los compromisos ambientales; falicitar el relevo generacional de los jóvenes; impulsar el conocimiento y favorecer el acceso de los agricultores a la tenología; y la cooperación entre agricultores y empresarios rurales. «El sector agroalimentario español debe mejorar su competitividad para incrementar su ventajosa posición en un mundo más global», apostilló.

Los retos

Para conseguirlo, indicó, en los próximos años es necesario que 15.000 jóvenes se incorporen, que haya mayor presencia de la mujer; que se mejoren las infraestructuras de comunicación, principalmente la banda ancha, para atraer más habitantes a los pueblos; y seguir invirtiendo en la modernización del regadío. «Queremos un sector que conquiste el mundo, con calidad y apoyándonos en nuestra cultura, gastronomía y turismo, que son atributos de excelencia. Este es el camino a seguir, para que el sector agrario tenga cada vez más importancia en nuestra economía».