Leonoticias

La crisis expulsa a 1.500 docentes en la enseñanza pública de Castilla y León

  • CSI-F denuncia además las tasas de reposición «injustas e ineficaces que han provocado un aumento desorbitado de la tasa de interinidad»

CSI-F recordó este domingo que la crisis ha expulsado a 1.500 docentes en la enseñanza pública en Castilla y León, “pérdida que perjudica gravemente la calidad del sistema educativo”, a lo que se suma, denunció, que el Gobierno central “ha impuesto tasas de reposición injustas e ineficaces que han provocado un aumento desorbitado de la tasa de interinidad”.

Por ello, consideró “necesario” un progresivo aumento de efectivos docentes que “favorezca una atención más directa e individualizada al alumnado y la eliminación de la tasa de reposición para conseguir una disminución de la tasa de interinidad que contribuya a la estabilidad de las plantillas, aspecto básico para alcanzar mayores niveles de calidad educativa”.

Denuncias que CSI-F trasladó en el Consejo Escolar ante el “convencimiento de que se están suprimiendo más unidades escolares en la enseñanza pública que en la concertada cuando, paradójicamente, el número de alumnos ha crecido”. Una crítica que ha llevado al Consejo Escolar de Castilla y León a ‘recomendar’ a la administración educativa a que actúe, “para que la oferta de profesores y de plazas escolares se lleve a cabo con total neutralidad y eficiencia y ponga soluciones inmediatas en el próximo proceso de admisión a esta evidencia estadística, que prueba que a más alumnos en la red pública le corresponde un recorte de unidades y, por el contrario, a menos alumnos en la red privada concertada se le permita aumentar unidades concertadas”.

Asimismo, a petición de CSI-F, el Consejo Escolar “aconsejó que se arbitren procedimientos para que el alumnado extranjero con necesidades educativas especiales se distribuya de forma más equilibrada entre todos los centros sostenidos con fondos públicos, manteniendo una proporcionalidad similar a la del resto del alumnado”. La central sindical informó de que la enseñanza concertada absorbe el 19,61 por ciento de la matriculación de extranjeros, mientras que el 80,39 restante está en la pública.

En relación con estos datos, el sindicato independiente reclamó que se considere una revisión y mejora de la normativa del derecho a la libertad de elección de centros, “que está posibilitando el impedimento de la matriculación de determinados colectivos desfavorecidos en los centros concertados”.

CSIF también presentó enmiendas, recogidas por el Consejo Escolar, para suprimir las líneas frías de los comedores escolares; reflexionar sobre la modificación del calendario escolar; ampliar la oferta de matriculación en las escuelas de idiomas en algunas ciudades “para no generar una desigualdad de oportunidades dependiendo de donde se viva”; y proporcionar medios a la escuela rural para atender a sus necesidades específicas y garantizar la igualdad de oportunidades.

También instó “a realizar un esfuerzo decidido para hacer realidad la convocatoria de acceso a los diferentes cuerpos de catedráticos”, ya que CSI-F lamentó la falta de convocatorias en Castilla y León, que sí han existido en otras comunidades. Por último, confió en que el borrador del informe sobre la situación del sistema educativo en Castilla y León 2014-2015, que se elabore tras la reunión del Consejo Escolar, recoja las enmiendas aceptadas, puesto que en el anterior quedaron sin incluirse algunos contenidos que ahora se han vuelto a aprobar.