Leonoticias

Aparecen un hombre y una mujer muertos por arma de fuego en la localidad de Fuentes de Oñoro

fotogalería

Aparecen un hombre y una mujer muertos por arma de fuego en Fuentes de Oñoro. / José Vicente

  • Uno de los fallecidos era un guardia civil en activo y su pareja | Se investiga la posibilidad de un nuevo caso de violencia de género

Un matrimonio, de 51 años de edad, apareció muerto por heridas de bala a primera hora de esta mañana en su domicilio del número 6 de la calle Manuel Falla, en la localidad salmantina de Fuentes de Oñoro. Los disparos que provocaron la muerte de la pareja fueron realizados con el arma particular del varón, agente de la Guardia Civil destinado en Guipuzcoa, según confirmaron a Ical fuentes de la investigación.

El aviso se produjo a las 8.49 horas por la hermana de la fallecida, que recibió un mensaje por el que se personó en el domicilio. Hasta el lugar se desplazó personal médico de Sacyl, que dictaminó la muerte de la pareja, y agentes de la Guardia Civil de Salamanca, que,junto al Juzgado de Instrucción de Guardia de Ciudad Rodrigo, se ocupan de la investigación de las posibles causas del fallecimiento de ambos, informaron fuentes oficiales de la Guardia Civil.

Una de las líneas de investigación apunta a un posible caso de violencia de género. El varón contaba con una denuncia previa producida en 2005, cuando se encontraba destinado en la provincia de Salamanca, que fue archivada. Posteriormente, fue enviado a la Comandancia de la Guardia Civil en la provincia de Guipuzcoa, donde se encontraba actualmente destinado y en activo, si bien se desplazaba junto a su familia a la vivienda donde se produjeron los fallecimientos cuando tenía permisos o días libres, al ser su lugar de residencia.

La otra línea que se está investigando, tal y como confirmaron fuentes oficiales de la Guardia Civil, es la del suicidio, puesto que horas antes del suceso apareció un mensaje en la cuenta de Facebook de la fallecida, de nacionalidad portuguesa, que rezaba: “Adiós, perdonarnos por todo”. No obstante, la Benemérita investiga la validez o no de la cuenta y del mensaje. Los vecinos, por su parte, afirmaron no oír ningún ruido de disparos, así como conocer a la pareja pero no tener una relación estrecha con la misma.

El levantamiento de los cadáveres se produjo al mediodía. Posteriormente, los agentes de la Guardia Civil desplazados hasta el lugar retiraron las cintas que acordonaban el recinto para que la calle, prácticamente vacía al encontrarse a las afueras de la localidad, recobrase la normalidad.