Leonoticias

Al lado de las personas con síndrome de Down

Un grupo de usuarios en una visita a Guimarães, en Portugal
Un grupo de usuarios en una visita a Guimarães, en Portugal. / EL NORTE
  • La Federación agrupa a nueve asociaciones de la comunidad y a 450 familias asociadas

Estar con las familias y con las personas con síndrome de Down de la comunidad y la defensa de sus derechos. Es la preocupación básica de la Federación Síndrome de Down de Castilla y León, creada en el año 2000 para dar respuesta a las necesidades específicas de las personas con discapacidad desde una perspectiva de especialización y de promoción de la autonomía personal. Miembro del Comité Autonómico de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad en Castilla y León (Cermi) y de Down España, pretende además la entidad impulsar la plena participación de estas personas en la vida social, económica y cultural de la región y recordar y sensibilizar sobre sus necesidades.

La Federación agrupa en estos momentos a nueve asociaciones provinciales y locales de familias con personas con síndrome de Down de la comunidad. Concretamente, tiene presencia en las provincias de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid, Zamora y en León en la capital y Ponferrada. Los beneficiarios directos de la Federación Síndrome de Down de Castilla y León son las asociaciones y las aproximadamente 450 familias asociadas y las personas con síndrome de Down y con discapacidad afín, que en Castilla y León en el año 2013 eran 1.844 personas.

Representa así la Federación regional a las organizaciones provinciales ante las diversas instancias públicas y privadas de la comunidad y ante la Junta de Castilla y León, y coordina la prestación de servicios de promoción de la autonomía personal por parte de las asociaciones. Estos servicios se dividen en cuatro áreas, de servicio de atención temprana, para niños de 0 a 6 años; de estimulación cognitiva, para la etapa escolar y que comprende el servicio de logopedia; de habilitación psicosocial, en el que se enmarcan las actividades de ocio, deporte y el programa de empleo con apoyo básico para conseguir una inserción laboral en el mercado ordinario, y un programa de familias.

De esta forma, las asociaciones pertenecientes a la Federación realizan actividades de apoyo con atención a familias a través de asesoramiento, apoyo psicológico y legal, programas de respiro familiar, de primera noticia, escuela de nuevos padres o tutorías padre a padre. También desarrollan programas de salud, de educación, formación y empleo; de autonomía y vida independiente, con actividades de vivienda, empleo, vida en la comunidad, ocio y tiempo libre y deporte, y en el ámbito de la educación, en el que realizan una labor complementaria al sistema educativo a través de acciones de apoyo escolar y apoyo familiar.

«La Federación coordina estas actividades y programas y se encarga de la interlocución con la Junta y de la promoción de las personas con síndrome de Down y de sus derechos en la región», explica el presidente, Luis Mayoral, sobre un trabajo en red que este año pretende dar un paso más y generar comisiones estables de trabajo en los servicios básicos que prestan las organizaciones.

En este sentido, el objetivo principal es profundizar en el área de empleo, concretamente en el empleo con apoyo en la empresa ordinaria, lo que caracteriza a la Federación dentro del sector de la discapacidad. «Estamos intentando generar unas estructuras estables para promocionar el empleo con apoyo y que cada asociación tenga un servicio. Esperamos que algún día sea financiado por la Junta de Castilla y León y con ello se impulse el trabajo en la empresa ordinaria», destacó el presidente sobre un proyecto que considera básico y al que en 2017 se pretende dar un impulso definitivo.