Leonoticias

La Junta abona hasta 400 euros para facilitar la conexión a Internet por satélite

Una mujer maneja un portátil
Una mujer maneja un ordenador portátil. / Fotolia
  • La Consejería de Fomento y Medio Ambiente reorienta la línea de ayudas para dar solución a los puntos de sombra, que se puede solicitar hasta el 31 de este mes

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha reorientado su línea de ayudas para facilitar la conexión a Internet mediante satélite y abona la totalidad de los gastos que supone la instalación de la antena parabólica, con un límite de 400 euros. Tanto el consejero de este departamento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, como la directora general de Telecomunicaciones de la Junta, Victoria Seco, insisten en la necesidad de dar una respuesta a ese «3% de la población» de Castilla y León al que no llegan la operadoras en sus planes de negocio.

«En ese 3% de población se incluyen ciudadanos y titulares de negocios que necesitan Internet en su día a día y que deben contar con la posibilidad de relacionarse telemáticamente. Habrá puntos del medio rural donde la única solución será el satélite», asegura Victoria Seco, quien resalta que la conexión satelital garantiza ahora velocidades impensables hace unos años. La oferta habitual actualmente alcanza de media los 22 megas de descarga.

Si usted no tiene conexión a Internet y desde su casa puede colocar una antena parabólica en una fachada o tejado que mire al cielo en dirección sur o suroeste, el satélite puede solucionar esa situación de aislamiento tecnológico.

La Junta financia la instalación de cualquier ciudadano que resida en Castilla y León (no es imprescindible que esté empadronado) que se haya montado entre el 9 de junio y el 31 de octubre. La previsión de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente es continuar con la subvención de esa conexión vía satélite en una próxima convocatoria, que incluiría las instalaciones que se efectúen desde el 1 de noviembre, con lo que garantiza la continuidad de este programa. La Junta subvenciona esa instalación, que permite al titular de la misma contratar el servicio con una operadora en función del volumen de descarga que precise.

El ámbito en el que se mueven las administraciones públicas para impulsar el despliegue de alta tecnología (fibra óptica) para la conexión a Internet está muy encorsetado. El despliegue de las telecomunicaciones se rige por las reglas de la libre competencia y las empresas operadoras guían su actuación por criterios de rentabilidad, lo que lleva a que el servicio pueda ser puntero en las grandes poblaciones, pero no llegue en condiciones a lugares menos poblados en los que la expectativa de beneficios sea baja.

Aún con esas limitaciones, desde el año 2002 se han promovido inversiones por valor de 84 millones de euros, de los que 44 han salido de las arcas autonómicas, y que han permitido actuar en alrededor de 4.000 localidades que, de otro modo, hubieran tardado años en tener acceso viable a Internet.

La Junta aborda también la extensión de la conexión por otras vías. El macrocontrato de provisión de servicios de telecomunicaciones (telefonía fija, móvil y datos) para todas sus sedes contempla el compromiso de mejorar el acceso a los consultorios de salud, básico para programas como el de la receta electrónica.

También está en marcha una iniciativa conjunta de las consejerías de Fomento y Educación y el Ministerio de Industria para acercar la fibra óptica a todos los colegios y escuelas de Primaria y Secundaria mediante el programa 'Escuelas Conectadas'. Son más de un millar de centros. «Son programas que pueden tener un efecto tractor, puesto que si esa tecnología llega a la escuela, es más fácil que se extienda al resto de la localidad», valora la directora de Telecomunicaciones.