Leonoticias

Casi 8.000 interinos de Castilla y León podrían beneficiarse de las dos sentencias del Tribunal de Justicia europeo

Casi 8.000 interinos de Castilla y León podrían beneficiarse de las dos sentencias del Tribunal de Justicia europeo

  • La mayor parte del colectivo pertenece al sector sanitario, unos 7.000, donde existe una media de interinidad que supera el 30%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Casi 8.000 interinos en Castilla y León podrían beneficiarse de las dos sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que podrían obligar al Gobierno a convertirlos en indefinidos y a aplicar la indemnización por extinción a los contratos de duración determinada, siempre que el trabajador realizara funciones como un “indefinido comparable”, según explicaron a Ical fuentes de la Unión General de Trabajadores (UGT).

La Federación de Servicios Públicos (FSP-UGT), que elabora un estudio sobre el personal que puede estar afectado en estos momentos, señala que el sector más relevante en este sentido es el sanitario, con una media de interinidad que supera el 30 por ciento. En total, la cifra alcanza las 7.000 personas, con una media de interinos del 44 por ciento entre el colectivo de médicos de familia y del 25 por ciento en enfermería.

A ellos se sumarían otros 500 en el sector de justicia, una veintena en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), otras 110 personas en los dos centros de referencia estatal (CRE) de San Andrés del Rabanedo (León) y Salamanca, dedicados a discapacidad y dependencia y alzheimer, respectivamente, y tres personas en el Instituto Nacional del Estadística (INE), “del que que no se repone nada y está condenado a la extinción”.

UGT también suma, aunque no puede aportar una cifra concreta, al sector educativo, con una tasa de interinidad del 25 por ciento, con docentes contratados desde el 1 de septiembre al 31 de agosto y algunos hasta al 31 de junio.

A juicio del sindicato, “se están dando informaciones muy sesgadas” y por recomendación del departamento jurídico del sindicato se está pensando la conveniencia, a nivel estatal, de colgar información en la web para aquellas personas que pregunten por su situación laboral propia.

“Hay que darles una salida y está claro que esta sentencia refleja la precariedad en que estamos instalados en el mercado laboral español”, sentenciaron fuentes sindicales, que exigieron actuaciones judiciales y políticas encaminadas a la extinción de esta precariedad. “Se deben llevar a cabo sin tardanza porque estas políticas están en contra de la Carta Laboral Europea. Queda en tela de juicio si la Comisión Europea puede sancionar o no a España”, matizaron.

Con estas dos sentencias, el Gobierno y las comunidades autónomas deberán revisar su legislación laboral y política de contrataciones.