Leonoticias

Castilla y León fue la comunidad con mayor porcentaje de asesinadas por violencia de género en 2014 que habían presentado una denuncia

  • Una de ellas fue asesinada en junio de ese año en la localidad de Cubillos del Sil

Castilla y León fue la comunidad autónoma con mayor porcentaje de mujeres asesinadas por violencia de género en 2014 que previamente habían presentado una denuncia. En concreto, ese año la región registró tres víctimas mortales, de las que dos habían acudido a comisaría, lo que supone un 63 por ciento, seguido de Cataluña (58 por ciento). Se trataba de Eva N- que fue asesinada en junio de 2014 en Cubillos del Sil (León) y Ruth que murió a manos de su expareja en diciembre en Valladolid.

El Informe del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género relativo a víctimas mortales del año 2014 señala, además, que en dos comunidades como Baleares y Canarias ninguna de las víctimas había presentado una denuncia previamente.

El trabajo del organismo dependiente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) recoge en sus conclusiones que de las denuncias presentadas por las víctimas destaca, en primer lugar, la necesidad de ofrecer a las denunciantes, tanto en sede policial como en sede judicial, un espacio idóneo y una dedicación de tiempo suficiente para poder reflejar los matices más importantes de la relación de violencia, así como los hechos y el clima de vida soportados.

“Es imprescindible que la atención a la víctima se haga por personal especializado para la adecuada recepción de la denuncia, incluyendo la asistencia letrada”, precisa el Observatorio. También solicita complementar los informes policiales de valoración del riesgo con los periciales así como implementar en todo el territorio las Unidades de Valoración Forense Integral con personal formado en violencia de género.

El informe, recogido por la Agencia Ical, cree necesario igualmente implementar y extender el uso del control telemático de las medidas de protección y penas impuestas en los casos de violencia sobre la mujer, ya que contribuyen a la protección y a mejorar la seguridad de las víctimas.

Por último, considera “imprescindible" el fortalecimiento de los recursos asistenciales y sociales para las mujeres que presentan denuncia, lo que conllevará a ayudarlas a superar sus dudas y miedos y a mantener su postura procesal e incluso, en caso de que retiraran la denuncia, a disponer de estos recursos para tener la oportunidad de alejarse de su maltratador y seguir con su vida.