Leonoticias

Quiñones señala que el área arbolada afectada por incendios es «muy inferior» a la media de 10 años

Terreno calcinado en la provincia de León.
Terreno calcinado en la provincia de León.
  • El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha añadido que pese a la buena estadística «los resultados nunca son positivos cuando se quema una sola hectárea»

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha avanzado una «valoración general» de la campaña de incendios, donde puso de manifiesto que las primeras estimaciones apuntan a que el número de fuegos, la superficie arbolada afectada, junto a los efectos provocados «son muy inferiores a la media de los diez años anteriores y a la del pasado 2015». Pese a ello, añadió, «los datos nunca son positivos cuando se quema una sola hectárea».

Suárez-Qiñones eludió hacer una valoración más amplia, ya que el próximo viernes, 14 de octubre, comparecerá en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente de las Cortes para dar cuenta de cómo ha sido la campaña de incendios con datos concretos y, consideró que, el lugar oportuno para darlos a conocer «con una previsión que es menos negativa que en los últimos años».

Por otro lado, apuntó que ve factible que el próximo lunes 17 de octubre la Junta pueda cambiar el nivel de riesgo de incendios de bajo a medio y publicar así de inmediato y de forma paralela la normativa de ámbito nacional que prevé la quema excepcional de rastrojos. «Las consejerías de Agricultura y de Medio Ambiente pueden autorizar esta medida para amparar un proyecto de investigación en el que se propicie que determinadas quemas de rastrojos pueden ayudar en la lucha contra las plagas», concretó en declaraciones recogidas por Ical.

Por ello, dijo que la intención de ambas consejerías es que esta normativa nacional que levanta la prohibición para proceder a la quema de rastrojos «se haga coincidir con la declaración de riesgo bajo de incendios en la Comunidad», prorrogando probablemente el riesgo medio unos días dada la inexistencia de lluvias de momento, aunque se prevé que mañana un frente húmedo acabe con un largo periodo de sequía.