Leonoticias

La concesionaria del Hospital de Burgos afirma que les «han robado la cartera» con las tarifas que aplica la Junta

El presidente del Consejo de Administración de la empresa concesionaria del Hospital de Burgos Eficanza, Luis Abraira de Arana.
El presidente del Consejo de Administración de la empresa concesionaria del Hospital de Burgos Eficanza, Luis Abraira de Arana. / N. Gallego-Efe
  • El presidente de la sociedad Eficanza resalta en la comisión de investigación de la Cortes que la sociedad que se hizo con la concesión solamente ha hecho lo que le ha pedido la Administración autonómica

El presidente del consejo de administración de Eficanza, Luis Abraira de Arana, ha asegurado en la comisión parlamentaria que investiga los modificados y sobrecostes del Hospital de Burgos (HUBU) que con las últimas decisiones que ha tomado la Junta «alterando las condiciones» en las que se deben aplicar las tarifas por las que se factura el canon que la concesionaria percibe anualmente la Administración autonómica «se ha pasado cuatro pueblos».

El directivo de Eficanza ha manifestado que esa redefinición de las reglas del juego sobre la marcha -que han llevado a los tribunales- les induce a interpretar que la Junta ha actuado en ese último modificado del contrato «robándonos la cartera, si me permiten la expresión».

No es la única discrepancia entre la concesionaria y la administración, ha apuntado Luis Abraira, que ha defendido la competitividad de los precios de los servicios que gestiona la sociedad. El máximo responsable de la empresa que construyó y equipó el hospital burgalés, y que se encarga de su mantenimiento, la actualización tecnológica y la gestión de catorce servicios -«hoteleros», según Abraira- ha echado en falta la «interpretación desde la buena fe» de las condiciones del contrato en los deberes que la Junta ha encomendado, «con costes no reconocidos».

Abraira ha señalado en una amplia comparecencia que la sociedad que se hizo con la concesión ha hecho únicamente lo que ha solicitado la Junta y que no es la culpable de la demora en la apertura del centro tras los sucesivos modificados del obra y equipamiento, que no son achacables a las empresas. «No fuimos nunca una oferta temeraria», ha justificado el presidente de la concesionaria, a preguntas de los procuradores que integran la comisión de investigación.