Leonoticias

La portavoz asegura que no se dejará de invertir «absolutamente en nada» por el cierre del presupuesto

  • Milagros Marcos afirma que se seguirán las licitaciones y adjudicaciones de obras y reitera que es «vital y urgente» contar con un Gobierno

La consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz, Milagros Marcos, aseguró este jueves que la Junta «no va a dejar de invertir absolutamente en nada» por el adelanto en un mes del cierre del ejercicio presupuestario de 2016 para cumplir con el objetivo de déficit de este año, fijado en el 0,7 por ciento.

«¿Se va a dejar de invertir? Absolutamente en nada, se siguen las licitaciones, las adjudicaciones porque una carretera, por ejemplo, se licita en un momento y se ejecuta en periodos superiores a la anualidad», respondió la consejera portavoz en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno cuando se la preguntó como afectará el cierre del presupuesto a las consejerías.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó ayer la orden por la que se adelanta un mes el cierre "controlado" del ejercicio presupuestario de 2016, que justifica en garantizar que se cumple este año el objetivo de déficit. Según explicó la titular de Hacienda, Pilar del Olmo, los gastos ordinarios se seguirán abonando con normalidad, mientras que se impide la tramitación de otros vinculados a inversiones o subvenciones, salvo excepciones en el caso de partidas de sanidad, educación o servicios sociales.

Milagros Marcos manifestó que «lo que se ha hecho» es adelantar en un mes el cierre presupuestario y tener una «previsión y precaución para garantizar que lo fundamental se cubre». Así, remarcó que es un «sobrecontrol» en el gastos de las consejerías e insistió en la urgencia de que se forme Gobierno para que se puedan aprobar unos presupuestos.

«Por no tener Gobierno, por estar en funciones no hay presupuesto, pese a que de en abril la Unión Europea ya dio la previsión, de verdad es fundamental que haya un Gobierno urgente, es vital que España tenga un Gobierno cuanto antes», remachó.