Leonoticias

Suárez-Quiñones cifra en más de 9.000 las familias beneficiarias del Programa de Ayudas al Alquiler de viviendas de la Junta

  • El consejero de Fomento y Medio Ambiente entrega en Abades (Segovia) las llaves de sus viviendas a seis familias que permanecerán en régimen de alquiler durante cinco años

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, cifró hoy en 9.000 el número de familias que reciben ayuda de la Junta para afrontar el alquiler de sus viviendas por un importe global 11.3 millones de euros. Las ayudas subvencionan hasta el 40 por ciento de la renta con un máximo de 1.280 euros al año y permitieron que el 78 por ciento de los solicitantes obtuvieran esas ayudas.

Suárez-Quiñones, que entregó hoy en Abades (Segovia) las llaves de su vivienda a seis familias dentro del Programa de Alquiler Social en el medio rural, destacó en declaraciones recogidas por Ical que “la necesidad residencial no va por la vía de la compraventa sino por la vía del alquiler dadas las dificultades de la compraventa por la financiación desde hace ya algunos años”.

Suárez- Quiñones dijo que las seis viviendas de Abades se integran en un total de 136 que se han rescatado de la venta al alquiler. "Han pasado a sumar las otras que tenemos en el parque público hasta llegar a prácticamente 1.500 viviendas”, añadió. Con estas viviendas, el parque público, confirmó Suárez-Quiñones “ se ha incrementado en poco más de un año en más de 300 viviendas”.

Se trata de una promoción pública que forma parte de las 136 viviendas construidas por Somacyl repartidas en 20 municipios y que fueron incluidas en el Programa de Alquiler Social en el medio rural, cuyo protocolo firmaron el consejero de fomento y Medio Ambiente y los alcaldes de los respectivos municipios el pasado mes de julio.

Las seis viviendas de la localidad de Abades forman parte de una promoción más amplia, promovida por Somacyl, de 17 unifamiliares adosados en tres bloques, de las que se vendieron 11 y cuyo excedente y de las otras 20 promociones en otros tantos ayuntamientos, hasta un total de 136, se han incorporado y reforzado el Parque Público de Alquiler.

Suárez Quiñones destacó que con la ayuda al alquiler “ se trata de ayudar al que menos puede". "Se ha visto reflejado con el cambio de las bases porque hemos eliminado el tener que tener un mínimo de ingresos. Llega el dinero al que más lo necesita”, sostuvo. Además, añadió Suárez-Quiñones “los criterios de la concesión de las ayudas son lógicos, quienes menos recursos tienen y quienes más cargas tienen son los que adquieren preferencia”, dijo

El fomento del alquiler, manifestó Suárez-Quiñones, “es el eje prioritario” del Programa de Vivienda Social sobre el que se “viene sustentando la política de vivienda de la legislatura, siendo una de las actuaciones fundamentales la creación de una vivienda de un Parque Público de alquiler” entendido como un “servicio público de interés general” y con especial atención al medio rural.