Leonoticias

Detenido en Valladolid un ciudadano que pretendía integrarse en Daesh.
Detenido en Valladolid un ciudadano que pretendía integrarse en Daesh.

Castilla y León suma 17 detenidos en seis operaciones contra el terrorismo yihadista desde 2007

  • El dispositivo más importante tuvo lugar en Santa Cruz de Pinares (Ávila) con nueve arrestados

Con la detención la madrugada de este domingo de un varón en Valladolid, la Policía ha arrestado a 17 personas en seis operaciones contra el terrorismo yihadista en Castilla y León en los últimos nueve años. En junio de 2014, en Santa Cruz de Pinares (Ávila), tuvo lugar la operación de mayor envergadura, que permitió apresar a nueve personas por pertenecer a una red internacional de captación y envío de yihadistas para su integración en la organización terrorista Daesh.

Sin embargo, la primera intervención tuvo lugar en Burgos, en octubre de 2007, cuando se retuvo a seis personas por apoyar la ‘guerra santa’ en diversos escenarios, aunque el principal era Irak. Según las investigaciones policiales, el líder, Abdelkader Ayachine, recaudó el ‘zacat’ (limosna) de los argelinos que visitaban la carnicería de otro integrante, Wissan Lofti, y destinó ese dinero a ayudar a terroristas en lugar de a personas necesitadas, tal y como marca el islam.

Además, los agentes incautaron material en diversos soportes informáticos que ensalzaba la yihad y a los grupos terroristas que operaban en Iraq. En 2011 la Audiencia Nacional condenó a cinco años de cárcel a Ayachine y a Lofti por pertenencia a una organización terrorista.

En febrero de 2015 la Policía Nacional descubrió en León dos locutorios integrados en una red ‘hawala’, un sistema de transferencia informal de fondos entre los musulmanes residentes en España que envían donativos al Estado Islámico. Según calculó el CNP, este sistema movió, en toda España, los ahorros de unos 150.000 musulmanes sin dejar rastro, pues los pagos están basados en la confianza.

Por otra parte, en mayo de ese mismo año la Policía detuvo a una persona de origen marroquí en el municipio abulense de Cebreros dentro de una operación contra el terrorismo yihadista. Según las investigaciones, en una vivienda de este municipio se entrenaba, presuntamente, una red de captación y el envío de yihadistas para formar parte del Estado Islámico.

Por último, en noviembre de 2015 se detuvo a un hombre de 42 años, nacionalidad marroquí y recluso en la cárcel de Segovia por tratar de captar y adoctrinar a otros internos para el Estado Islámico. Asimismo, se le acusó de un delito de amenazas, que hacía en nombre de Abu Bakr al-Baghdadi, máximo dirigente de este grupo criminal.