Leonoticias

La tasa de fracaso escolar en FP es ocho puntos superior a la de Bachillerato y el doble que en la ESO

La tasa de fracaso escolar en FP es el doble que en ESO y ocho puntos más que Bachillerato
  • La Junta prepara un plan específico en la Formación Profesional, unos estudios que cuentan con un grado de inserción del 65,4%

La tasa de fracaso escolar en la Formación Profesional es ocho puntos superior a la de Bachillerato y duplica a la que registra la Educación Secundaria, al menos durante el curso 2013-2014, el último del que se disponen de datos. De esta forma, mientras tres de cada diez estudiantes de Formación Profesional no promocionan (30,23 por ciento), dos no lo hacen en Bachillerato y uno y medio en Secundaria, donde la tasa se sitúa en el 14,5 por ciento, mientras que en Bachillerato es del 22,01 por ciento.

Así se desprende del borrador del Informe del Sistema Educativo de Castilla y León del Consejo Escolar relativo al curso, al que ha tenido acceso la agencia Ical, que también recoge que el índice de inserción laboral de los titulados en Formación Profesional supera el 65 por ciento. No obstante, la Junta de Castilla y León trabaja en un plan de lucha contra el fracaso escolar en estos estudios, al igual que lo hizo en Secundaria y Bachillerato, según anunció hace poco el consejero de Educación, Fernando Rey.

El consejero reconoció, en declaraciones a Ical, que el abandono escolar y el fracaso son un problema en la FP y, por ello, impulsará un plan de lucha contra ello como en su día se hizo con el resto de estudios y que ha dado resultados, a su juicio.

También avanzó que habrá que adaptar también los programas de Formación Profesional, si bien aseguró que ello depende del presupuesto del que disponga su departamento. Lo que sí se pondrá en marcha en torno a este tipo de estudios es alguna fórmula para fomentar el emprendimiento en este colectivo y poder ayudar a los alumnos a crear su propia empresa. “Vamos a ayudarles a estimular ese espíritu emprendedor y a darles pautas”, subrayó.

A su juicio, en este tipo de estudios tiene que haber “muchísima flexibilidad” porque ahora un alumno puede llegar a la Formación Profesional Básica y no ha de volver al Bachillerato para acabar la Superior y poder acceder a la universidad.

Lo cierto es que, según los datos del borrador, durante el curso 2013-2014 fueron evaluados al finalizar el ciclo correspondiente de Formación Profesional un total de 16.329 estudiantes. De ellos, 12.096 correspondieron a centros públicos, 3.782 a privados concertados y 451 a centros no concertados. En total, tituló el 69,64 por ciento y no lo hizo el 30,23, si bien son porcentajes superiores al curso anterior.

Por otra parte, se registran diferencias en la tasa de titulación en función de la titularidad del centro ya que en los privados fue del 76,27 por ciento, en los concertados el 76,49 por ciento y en los públicos del 67,25 por ciento.

Por familias profesionales, el mayor volumen de titulados en los ciclos de Grado Superior fue en el de Administración, seguido de Sanidad y de Servicios Socioculturales y a la Comunidad y en los de Grado Medio correspondió a la familia de Sanidad, seguida de Administración.

Inserción laboral

Precisamente, en el mismo informe se dedica un apartado a la inserción laboral de los titulados de Formación Profesional en Castilla y León, que señala que más de seis de cada diez trabajan sobre el total que busca empleo, es decir, un 65,4 por ciento. El tiempo de media que tardan en encontrar un empleo estos titulados se sitúa en los 2,98 meses, según el citado informe.

Por familias profesionales, todas indican porcentajes superiores al 50 por ciento, con la excepción de Imagen y Sonido, que cuenta con un 48,2 por ciento, mientras que el 26,31 por ciento de las familias arroja un porcentaje de inserción superior al 69 por ciento. Entre las familias profesionales más demandadas se encuentra madera, mueble y corcho, fabricación mecánica, hostelería y turismo, instalación y mantenimiento y actividades físicas y deportivas.

Sin embargo, las cifras en Educación Secundaria son mejores en cuanto a tasa de graduados y de repetición. Así, la tasa de fracaso en la ESO fue del 14,5 por ciento, donde se graduaron el citado periodo 72.195 estudiantes, frente a los 12.193 que no lo hicieron.

En Bachillerato, promocionó el 77,99 por ciento de los alumnos, al graduarse 24.100, frente a los 6.800 que no lo hicieron.