Leonoticias

CSIF asegura que Sanidad no ha resuelto las incertidumbres de las Unidades de Gestión Clínica

  • El sindicato insiste en que la Consejería de Sanidad no ha aclarado las dudas sobre las posibles interferencias de las unidades de gestión clínica en el funcionamiento de los hospitales

Tras la aprobación de las unidades de gestión clínica (UGC) en el Consejo de la Función Pública de la Junta celebrado este viernes, con los votos de los representantes de la administración y el rechazo de todos los sindicatos, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) quiere reiterar su rechazo a estas unidades «que van a generar muchos problemas en el funcionamiento y la organización de los servicios sanitarios, por las incertidumbres que se plantean».

«La Junta sigue sin aclarar los criterios que se van a establecer para que un servicio sanitario pase a ser unidad de gestión clínica o no; y también rechazamos que la voluntariedad para la incorporación a las UGC se aplique al personal interino, porque se va a sentir presionado a aceptar, por temor a perder el puesto de trabajo».

Así lo señala José Julio Benito, asesor del sector de Educación de CSIF Castilla y León, que añade que «tampoco vemos bien que el jefe de servicio pueda ser directamente el director de la unidad, cuando lo lógico es hacer algún tipo de selección o concurso de méritos, que tenga en cuenta la experiencia y otros criterios».

En el caso de que convivan la unidad de gestión y el servicio, CSIF se pregunta cómo se va a hacer el reparto de funciones entre los profesionales sanitarios, una cuestión que puede generar tensión y conflicto, y si es razonable que un jefe de servicios sea a la vez director de la unidad.

CSIF también teme que las pruebas hospitalarias que haya que hacer a los pacientes de las unidades, se prioricen a las del servicio, debido que las unidades estarán sometidas a un programa de objetivos y de gestión propios.

En definitiva, CSIF insiste en que la Consejería de Sanidad no ha aclarado las dudas sobre las posibles interferencias de las unidades de gestión clínica en el funcionamiento de los hospitales; o sobre la inseguridad jurídica de los profesionales sanitarios.