Leonoticias

Las carreteras de Castilla y León suman este verano 39 fallecidos en accidentes de tráfico

Las carreteras de Castilla y León registran 39 fallecidos en accidentes de tráfico este verano

  • Las colisiones siguen siendo el tipo de siniestro más frecuente, seguido por las salidas de las vías

Las carreteras de Castilla y León registraron 39 fallecidos en accidentes de tráfico durante los meses de julio y agosto, en los que se produjeron 15 millones de desplazamientos por carretera. Esta cifra implica un incremento del 8,3 por ciento respecto al verano del año pasado, si bien hay que tener en cuenta que ha aumentado tanto el número de turistas como el de trayectos de largo recorrido, según informó la Dirección General de Tráfico (DGT) en el Balance de Seguridad Vial, en el que advirtió que se ofrecen trata de datos provisionales.

La mayoría de las víctimas mortales fallecieron en vías secundarias (un 87 por ciento de las defunciones), de los que un 59 por ciento murió en tramos Invive (para especial vigilancia de la velocidad), en los que se han comprobado mayores efectos combinados de excesos d velocidad, accidentalidad y mortalidad en el quinquenio 2010-2014.

Asimismo, creció el número de muertes entre los peatones y los usuarios de turismos y camiones, mientras que la edad media de los turismos en los que se desplazaban las víctimas fue de 13,1 (12 en 2015).

Durante las campañas de vigilancia de las condiciones de los vehículos que circulan por la Comunidad, realizada entre el 11 y el 17 de julio, fueron 17.175 los que tuvieron que someterse a las pruebas, en las que 1.249 de ellos presentaron deficiencias. Respecto a las campañas de drogas y alcohol (intensificadas en el puente del 15 de agosto), los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) efectuaron 9.318 controles, en los que denunciaron a 139 conductores en Castilla y León por conducir tras consumir este tipo de sustancias.

La ATGC también vigiló el cumplimiento de los límites de velocidad por parte de 80.053 vehículos. En concreto, fueron 6.746 los conductores denunciados por transgredir esta norma (8,4 por ciento), de los cuales el 53 por ciento cometió la infracción en carreteras convencionales y el 47 por ciento, en autovías y autopistas.

Características de la accidentalidad

Según los datos de la DGT, en el verano de 2016 fallecieron 23 conductores de turismos (59 por ciento de las defunciones), mientras que el número de víctimas mortales en motocicleta fueron 7. Los vehículos, por su parte, vieron aumentada su antigüedad en un año más, llegando a los 13,1 años en el caso de los turismos y a los 13 años en las furgonetas, aunque se registró una reducción de la edad media en las motocicletas (de 9,8 años a 7).

Asimismo, la Comunidad registró 11 fallecidos más en las carreteras convencionales respecto al verano de 2015, lo que las mantienen como las vías interurbanas que más víctimas acumula. Las autovías y autopistas dejaron cinco fallecidos, ocho menos que el años pasado.

Las colisiones continúan siendo el tipo de siniestro más frecuente en Castilla y León, donde murieron accidentadas 23 personas por esta causa, mientras que 13 perdieron la vida al salirse de la vía. En lo que respecta a la edad de las víctimas, la franja de 35 a 44 años fue la que registró un mayor número de decesos (un total de nueve), seguida de la de entre 45 y 54 y de la de 55 a 64 con ocho muertes cada una.

La DGT también comunicó que ocho de los fallecidos en turismo o furgoneta no utilizaban el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Por contra, todos los usuarios de motocicleta y bicicleta hacían uso del casco.

Desde el organismo explicaron además que las unidades de atención a las víctimas en Castilla y León han atendido a más de 2.000 personas en lo que va de 2016.