Leonoticias

Veintitrés cámaras controlarán el uso del cinturón de seguridad en Castilla y León

Veintitrés cámaras controlarán el uso del cinturón de seguridad en Castilla y León
  • Esta campaña de seguridad permanecerá activa desde hoy lunes hasta el 18 de septiembre y vigilará tabién los sistemas de retención infantil

Veintitrés cámaras, de las 277 de toda España, controlarán por medios automatizados el uso del cinturón de seguridad en Castilla y León, con una campaña además específica para el uso de estos elementos, que no llevaban uno de cada cinco fallecidos el año pasado en turismos o furgonetas en la comunidad.

Según ha informado hoy la Delegación del Gobierno a través de un comunicado recogido por EFE, en 2015 el 21% de los fallecidos usuarios de turismo y furgoneta, un 20% en vías interurbanas, no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente.

En 2015, uno de cada tres niños menores de hasta doce años fallecidos, que viajaba en un turismo o furgoneta, no llevaban ningún dispositivo de seguridad en el momento del accidente.

Ello ha llevado a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha una campaña de seguridad desde hoy y hasta el 18 de septiembre, que vigilará el uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, coincidiendo además con el inicio del curso escolar en Castilla y León.

Los agentes comprobarán que se lleva el cinturón correctamente abrochado, con especial incidencia en el uso de los elementos de retención por parte de los menores, que deben ir anclados en su silla correspondiente, y los que midan 135 centímetros o menos deben ir sentados en los asientos traseros.

La vigilancia se reforzará con la puesta en marcha de 23 cámaras, que controlarán de forma automatizada el uso de esos dispositivos, con 277 en toda España.

Seis de cada diez estarán en carreteras convencionales, que son las que tienen más siniestralidad, y el resto en vías de alta ocupación.

Las cámaras en pruebas han detectado que el uno por ciento de los conductores no llevaba el cinturón puesto, lo que supone, tal y como informará la DGT a los ciudadanos durante el primer mes de esta nueva forma de control, una sanción de 200 euros y tres puntos menos en el carné de conducir.