Leonoticias

Las jornadas sobre cooperativismo invitan a reflexionar sobre la reducción de costes energéticos

  • Miguel Ángel Catalán, responsable de la recepción de remolacha de Acor, y Jaime Duque Armenteros, responsable de Producción de Cobadú, muestran el trabajo de las cooperativas para rebajar la factura de energía

Las VII Jornadas de Cooperativismo Agrario organizadas por El Norte de Castilla han incluido un apartado sumamente práctico a través de la mesa redonda titulada ‘El reto de los costes energéticos en las labores agrícolas’, y en la que han intervenido como ponentes Miguel Ángel Catalán, responsable de la recepción de remolacha de Acor, y Jaime Duque Armenteros, responsable de Producción de Cobadú.

En ambos casos han mostrado cómo se trabaja en las cooperativas a las que representan pero sobre todo, han invitado a los asistentes a reflexionar sobre algunas cuestiones relacionadas con los costes energéticos que tienen sus explotaciones, independientemente del tipo que sean.

Así, Catalán se centró en el caso de la remolacha y de cómo el gasto en riego varía en función de si se hace a través de una perforación o de un canal. Los agricultores saben perfectamente que tampoco es lo mismo utilizar un grupo electrógeno o la electricidad de red para el pívot por lo que los costes pueden variar de los 654 euros a los 1.000 euros, en función de todos esos factores.

En el caso de las renovables, bien sea fotovolatica o la mezcla de ésta con eólica, a partir de lso 10 años de funcionamiento de la instalación, es cuando se apreciarán, muy notablemente, la reducción en los costes energéticos para la explotación.

De igual modo, invitó al uso “racional” del agua y entre las recomendaciones instó a planificar la rotación de cultivos, adaptándola a los recursos disponibles; ajustar la dotación de riegos a las necesidades del cultivo, al empleo de equipos de riego que permiten trabajar a baja presión y a instalar automatismos.

En el caso de los equipos de impulsión, “ahí sí está el gasto real de energía”, apostilló, y enumeró otra serie de criterios, como ajustar la potencia contratada a las necesidades de equipos instalados, rebajar el término de potencia, negociar con la empresa suministradora la tarifa, solicitar la reducción del 100% al 85% del impuesto de electricidad, instalar los dispositivos que permiten controlar el consumo y evitar consumos eléctricos fuera de los periodos contratados o por encima de lo contratado.

En el caso de Jaime Duque, además de explicar cómo trabaja Cobadú, por ejemplo, en su fábrica de piensos, hizo una llamada de atención sobre diversas cuestiones: cómo es la explotación, en qué términos se mueve la agricultura actualmente y recomendó, trazar un plan agronómico en el que se intenten agrupar ciertas labores, trazar un plan de cultivos o ver si las labores se hacen en las condiciones óptimas.

En el caso de la ganadería, incidió en aspectos con la orientación, los aislamientos, la iluminación o las instalaciones de variadores, todo a tener en cuenta a la hora de reducir el coste energético.

Estas jornadas cuentan con el patrocinio de Cajamar y la colaboración de Acor y Cobadú.