Leonoticias

La lluvia y el viento sur aceleran el deshielo y llenan los ríos

deshielo y llivua en Castilla y León
El Pisuerga ya tuvo una crecida el mes pasado. / Alejandro Leonardo
  • La Confederación Hidrográfica del Duero decreta el estado de alerta en cauces de León, Palencia y Zamora

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) informa de que diecisiete ríos de las provincias de León, Palencia y Zamora han superado sus niveles de alerta esta mañana debido a que al fenómeno de deshielo de nieve acumulada se unen las lluvias de relativa intensidad, que continúa durante el día de hoy.

De hecho, a mediodía la mayoría de las capitales de la comunidad acumulan ya importantes cantidades de agua caída. Así, Ponferrada ha recibido ya 12 litos en las últimas 24 horas; 14, en Zamora; 10, en Salamanca; 5, en Palencia capital y 14 en Valladolid.

Según un comunicado de la CHD recogido por Ical, corrrespondiente al parte de avenidas a las 8:45 horas, en la provincia de León se encuentran en alerta los ríos Bernesga (en Cascantes, León y Alija de la Ribera), Esla (aguas abajo de embalse de Riaño, Villomar y Benamariel) Porma (en Secos) y Cea (en Sahagún). De hecho, unidades de la Policía Local de León, principalmente efectivos de la Patrulla Verde, vigilan el río Bernesga a su paso por la ciudad, debido al incremento que ha registrado el cauce por la lluvia caída durante las últimas jornadas.

El Ayuntamiento se mantiene en permanente contacto con el Servicio de Emergencias 112 y con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) que mantiene el nivel de alerta para este río y que, de momento, no ha indicado que haya que tomar ninguna medida extraordinaria por la crecida.

En la provincia de Palencia, los ríos Pisuerga (en Alar de Rey, Herrera de Pisuerga y Cordovilla), Carrión (en Guardo, Celadilla del Río y Villoldo), Valdavia (en Abia de las Torres), Lucio (en Villalano) y Camesa (enVillaescusa de las Torres.

En cuanto a Zamora, se trata de los ríos Tera (en Camarzana de Tera y Mozar de Valverde), Negro (en Santa Eulalia de Rionegro) y Castrón (en Villaveza de Valverde). Trabajadores de la Diputación zamorana vigilan el estado de las carreteras de la red viaria provincial para paliar los efectos del aumento del caudal de los ríos y arroyos del oeste de la provincia, especialmente de la comarca de Aliste, como consecuencia de las continuas lluvias.

Puente cortado y reabierto

El tráfico rodado sobre el puente que salva el río Aliste entre Domez de Alba y Vegalatrave (Zamora) se reanudó hoy al reducirse lo suficiente el gran caudal provocado por las fuertes lluvias registradas desde la tarde de ayer.

No obstante, todavía se recomienda precaución para conducir por la zona, después de que la circulación se interrumpiera anoche, según apuntaron fuentes de la Diputación Provincial de Zamora, que también señalizó las carreteras que comunican Benavente con Manganeses de la Polvorosa y con Villabrázaro por las balsas de agua en la calzada.

El puente de Domez de Alba (Zamora) fue cortado al tráfico desde última hora de la tarde de ayer debido a la crecida del río Aliste. Hacia las 11.00 horas de hoy, el viaducto permanecía cerrado a la circulación de vehículos a pesar de que el nivel de las aguas había descendido notablemente. La avenida ha causado daños en el pavimento del puente, según muestran las fotografías colgadas en el Twitter de la Diputación Provincial.

Trabajadores de la Diputación zamorana vigilan el estado de las carreteras de la red viaria provincial para paliar los efectos del aumento del caudal de los ríos y arroyos del oeste de la provincia, especialmente de la comarca de Aliste, como consecuencia de las continuas lluvias.

El elevado caudal de dicho río también obligó a desplazar a empleados de la Institución provincial a la carretera que une las localidades de Puercas de Aliste y Gallegos del Río para observar la evolución del cauce, cuyo caudal ya era notablemente más bajo hacia las 11.00 horas de hoy.

Además, durante esta pasada noche también han superado los niveles de alerta el río Aliste en Vegalatrave, el Cea en Villaverde de Arcayos, el Dueñas en Crémenes, el Pisuerga en San Salvador de Cantamuda y Salinas de Pisuerga, el Rivera aguas abajo del embalse de Cervera, el Tera en Puebla de Sanabria, el Torío en Pardavé y el Ucieza en Villalcázar de Sirga.

Según la CHD, aunque se observaba un descenso en los caudales de los ríos en sus cabeceras, (trasladándose las ondas de las avenidas a los tramos medios y bajos de los ríos), debido a las lluvias generalizadas en toda la cuenca, se comienzan a apreciar en las últimas horas nuevos incrementos de caudales, que pueden superar a los máximos registrados hasta el momento.

Igualmente, recuerda que la previsión de lluvia para los próximos días hace pènsar que el presente episodio de avenidas se pueda prolongar durante varios jornadas, así como que pueda afectar a otros cauces.