Unanimidad en las Cortes para que los presupuestos de 2018 incluyan una partida suficiente para los seguros agrarios

Campo de maíz del Páramo. / Campillo

El PP rechaza la propuesta socialista de crear un fondo de ayudas directas y defiende el plan de 145 millones puesto en marcha por la Junta

ICAL

Las Cortes de Castilla y León aprobaron este miércoles por unanimidad que los presupuestos de 2018 y los de 2019 contengan una partida suficiente para atender la demanda de los seguros agrarios y para mejorar su cobertura, así como para que se ponga en marcha de manera definitiva el plan de seguros agrarios.

Todos los grupos votaron a favor de seis de los diez puntos de la moción socialista, pero el PP y Ciudadanos no recogieron la creación de un fondo de 50 millones de ayudas directas para hacer frente a la sequía, petición criticada de nuevo por el 'popular' Óscar Reguera.

En el texto, matizado por el PP, se desechó la propuesta inicial del proponente, Juan Luis Cepa, de que el crédito mínimo de los seguros agrarios llegue a los 15 millones al final de esta legislatura y se introdujo que sea suficiente para atender las demandas del sector.

Crear un fondo de 50 millones, zonificar el campo en función de los efectos de la sequía, establecer ayudas directas, incrementar la partida de los seguros seguros agrarios en los presupuestos de 2018, cambiar las ordenes para su suscripción, modificar sus coberturas, exigir a la CHD que permita el riego o exigir la puesta en marcha del plan de modernización de regadíos fue el decálogo defendido por

El portavoz 'popular' de Agricultura y Ganadería, Óscar Reguera, se mostró de acuerdo con apostar por los seguros agrarios, aumentar sus ayudas y gestionar mejor el agua, pero no asumió la creación de un fondo y las ayudas directas, a la vez que defendió el plan de la sequía puesto en marcha por la Junta.

Reguera manifestó que la Junta de Andalucía acaba de anunciar medidas similares a las de Castilla y León y añadió que en ellas «no hay ni rastro de fondo ni de ayudas directas». «Hay que apostar por una PAC fuerte y seguros agrarios», resumió.

Natalia del Bario (Podemos), que aprovechó para criticar a la ministra y la consejera de Agricultura, expresó de entrada el respaldo al texto al considerar que son propuestas que reclaman los agricultores y cuestionó, por el contrario, las medidas puestas en marcha por la Junta ante este año de sequía y heladas.

El procurador de Ciudadanos David Castaño realizó distintos matices como que el fondo sea sólo para el momento de crisis por la sequía y pidió que se cambien ayudas directas por compensaciones, pero sí se mostró a favor de los tres apartados para mejorar la cobertura de los seguros agrarios y desarrollar el plan de regadíos.

Luis Mariano Santos (UPL) apoyó el texto, ya que consideró acertado que se cree un fondo -no entró en su cantidad- para hacer frente a la sequía con ayudas directas, que se mejore la cobertura de los seguros o que se desarrolle en su totalidad el plan de modernización de regadíos.

En el cierre del debate, Cepa insistió en la creación del fondo pese a que fue uno de los que suscitó posiciones en contra de Ciudadanos y Grupo Popular e insistió en que cuente con una cantidad suficiente para que se utilice cuando haga falta. «No son incompatibles las ayudas directas con los seguros agrarios», rebatió a Reguera.

El procurador concluyó con que la sequía no es igual en Castilla y León que en el resto de España y recriminó al PP que critique el fondo de 50 millones pero a la vez presuman de los 145 del plan de la Junta y preguntó dónde están al considerar que no se concretan ni se van a ejecutar.

Fotos