UGT-Azucarera reclama máxima implicación a las instituciones ante la desaparición del sistema de cuotas

Instalación de Azucarera en La Bañeza.

Con un consumo en torno a los 1,3 millones de azúcar al año y una producción por parte de Azucarera de alrededor de 450.000 toneladas, «León puede y debe crecer»

LEONOTICIAS

El 1 de octubre finaliza el sistema de cuotas vigente en la Unión Europea desde 1968 y se abre una etapa «importante para este país, para la remolacha y el azúcar», en la que las administraciones «deben permanecer vigilantes», señala el secretario general de UGT-Azucarera, Francisco Fernández González.

El sector afronta el cambio histórico con dosis de optimismo dado que España necesita más azúcar de la que produce. Con un consumo en torno a los 1,3 millones de azúcar al año y una producción por parte de Azucarera de alrededor de 450.000 toneladas, «León puede y debe crecer», afirma Francisco Fernández, pero este nuevo horizonte se tiene que afrontar, según el líder sindical, con la máxima implicación por parte «del Gobierno de este país y de la Consejería de Agricultura, que no deben abandonar a los agricultores y a la industria».

El secretario general de UGT-Azucarera destaca que Castilla y León con el 80 por ciento de la producción nacional de azúcar es una potencia en el cultivo de remolacha y su transformación. «El esfuerzo realizado por los agricultores en la modernización de sus explotaciones, logrando los mayores rendimientos por hectárea de Europa, ha ido parejo al efectuado durante estos años por la industria y los trabajadores con el fin de llegar al 1 de octubre en las mejores condiciones posibles», destaca Francisco Fernández González, para quien «la Administración» tiene ahora en sus manos la responsabilidad de «tutelar cómo va a quedar el mercado y de conseguir que zonas como León cultiven más. Con la ayuda que le corresponde al sector, nuestra provincia podría alcanzar perfectamente las 10.000 hectáreas de cultivo».

El compromiso de los remolacheros e industria con el sector ha llevado a Azucarera a realizar importantes inversiones en los centros de Miranda de Ebro (Burgos), Toro (Zamora) y La Bañeza (León) para hacer frente a la liberalización del mercado. En este sentido, Francisco Fernández pide al Gobierno y a la Junta de Castilla y León que reconozcan y apoyen «el importante tejido industrial» que aporta Azucarera a Castilla y León.

Fotos