http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

Tejerina anuncia un apartado para preservar el suelo agrícola en el plan nacional de agricultura 2018-2020

García Tejerina, en una foto de archivo./Muñoz
García Tejerina, en una foto de archivo. / Muñoz

La ministra española demanda «cautelas» ante el posible impacto del acuerdo con los países de Mercosur en la agricultura

ICAL

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, avanzó que en el plan nacional de agricultura para 2018-2020 habrá un apartado específico sobre suelos. «Los suelos son un gran activo agrícola y tenemos que preservalo; velando por el interés general y particular», defendió.

Tejerina hizo estas declaraciones en la reunión del Consejo de Ministros del ramo de la UE, en el que uno de los temas tratados fue la gestión sostenible de los suelos. «El suelo europeo no se encuentra en un buen estado», lamentó Tarmo Tamm, ministro de Asuntos Rurales de Estonia, país que ostenta la presidencia rotatoria de la UE. Además también pidió que se apliquen «medidas» para concienciar sobre «la importancia de los suelos y tierras», así como «un intercambio de buenas prácticas para garantizar la producción agroalimentaria».

Por otra parte, los ministros de Agricultura de los Veintiocho debatieron sobre las negociaciones con los países de Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) cuya ronda de negociaciones se producirá esta semana. La ministra española, Isabel García-Tejerina, defendió el acuerdo, pero reclamó que se estudie su impacto en el sector agrícola, ante varias quejas de varios ministros. El comisario del ramo, Phil Hogan,prometió trasladar todas estas preocupaciones.

«Esta semana se inicia la nueva ronda con Mercosur en lo relativo al acceso a mercados (…) hemos recordado que todas las peticiones que reciba la UE se estudiarán y a se van a trasladar a la comisaria de Comercio -Cecilia Malmström-», aseguró Hogan ante las críticas de varios países de la UE que mostraron su preocupación, uno de ellos Francia.

Una de las principales preocupaciones de los agricultores es el impacto que puede tener el acuerdo en la importación de carne de vacuno y el azúcar, dos sectores muy sensibles. «Las negociaciones estan en marcha, sabemos que hay preocupación sobre el azúcar y carne de vacuno. Estas snesibilidades se tendrán en cuenta en cualquiera acuerdo», indicó Hogan.

Por otra parte, el comisario también lamentó la falta de ambición de los países de Mercosur durante la negociación, -y que Bruselas espera finalizar antes de que acabe el año-. «Mercosur no ha puesto productos suficientes sobre la mesa no tanto como desearíamos, estamos apretando las tuercas para que sean mas ambiciosos y no todos los productos sean tan sensibles para la UE», lamentó.

La ministra Isabel García-Tejerina defendió el acuerdo con Mercosur, aunque demandó «cautelas» durante la negociación para proteger «los sectores más sensibles». No obstante, preguntada sobre los efectos de la importación de carne de vacuno, Tejerina defendió a los productores españoles, porque el sector «es muy competitivo y profesionalizado». Por ello, señaló la importancia de la competitividad para que «lejos de ser una amenaza, la apertura de fronteras sea una oportunidad».

Los ministros también abordaron otros acuerdos comerciales, como Japón y Canadà (CETA). Sobre el pacto con el país nipón, Hogan defendió que es el acuerdo «con mayores beneficios para la agricultura europea». Y con Canadà que recientemente fue ratificado por el Senado en Españ-, el comisario irlandés cree que es «un éxito» y que además tiene «salvaguardas para evitar efectos negativos en los agricultores».

Fotos