http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

La sequía extrema corta el riego en el Órbigo y obliga a utilizar las reservas para uso exclusivo de humanos

Estado del embalse de Barrios de Luna.

La escasez de entrada de agua en el embalse de Barrios de Luna no permite evacuar más volúmenes para uso agrícola sin poner en peligro el resguardo final establecido

LEONOTICIAS

La Comisión Permanente de la Sequía en la cuenca del Duero, reunida este martes en la sede la de CHD en Valladolid, ha acordado dar por concluida la campaña de riego en el sistema Órbigo ante las reducidas reservas de agua que acumula el embalse leonés de Barrios de Luna, del que se nutre.

La decisión se toma porque evacuar volúmenes para atender las demandas agrarias de regadío comprometería la reserva de final de campaña establecida por la comisión de desembalse para garantizar la circulación de caudales ecológicos y el abastecimiento humano en los próximos meses, establecido en 15 hectómetros cúbicos.

En la actualidad, Barrios de Luna retiene 23,3 hectómetros cúbicos, cifra que representa el 7,5 por ciento de su capacidad. Para tomar esta medida, además, se ha tenido en cuenta la baja aportación de caudal del río Luna al embalse, que asciende apenas un metro cúbico por segundo.

En todo caso, la Comisión Permanente contempla la opción de permitir un riego a aquellas comunidades del Órbigo que no hayan agotado su dotación si durante el presente mes de septiembre aumentan las aportaciones al embalse.

Agua del río Pisuerga

Por otro lado, en la sesión de este martes también se han analizado las peticiones formuladas por dos ayuntamientos de Valladolid, el de la capital y el de Arroyo de la Encomienda, para disponer de agua procedente del Pisuerga destinada a limpieza viaria, por razones higiénico-sanitarias, y a prevención de incendios en zonas verdes afectadas por la prohibición de riego, previa solicitud.

Contenido Patrocinado

Fotos