«No podemos permitirnos que el campo entre en crisis cuando es una cuestión de voluntad política»

Cabeza de la manifestación con una pancarta en la que se exigen ayudas directas para los profesionales del campo. / Miriam Chacón

Cientos de personas recorren las calles de Valladolid para exigir a las administraciones «que echen una mano» a los agricultores

SONIA ANDRINO

Tractores, pancartas y cientos de personas han llenado las calles de Valladolid este miércoles desde la Plaza de Colón hasta la Plaza Mayor, donde los líderes agrarios han puesto voz a un comunicado en el que exigirán a las administraciones “que echen una mano” porque, según el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, “el campo necesita un poco de ayuda de la Administración”.

Se refieren a ayudas directas porque, según sus cálculos, el campo ha recibido solo dos de los 2.000 millones de euros que les habían prometido. “Es una vergüenza”, apuntaba Jesús Manuel González Palacín, que se esté viviendo la situación que se está viviendo “tras una sequía durísima”.

Explican que la ausencia de agua se ha cebado con los cultivos tanto de secano como de regadío y esto ha repercutido directamente en el balance final de sus explotaciones. Hablan de pérdidas que se sitúan en los 1.500 millones de euros y citan, por ejemplo que, en parcelas de 50 hectáreas, las pérdidas han alcanzado los 12.000 euros.

Pancartas

“No podemos dejar que el campo entre en crisis”, implora el coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, muy crítico, junto con el resto de los sindicatos agrarios organizadores (todos menos COAG), tanto con la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, como con la ministra del ramo, la vallisoletana Isabel García Tejerina. “A la hora de la verdad, lo único que han hecho ha sido lavarse la cara”. Las organizaciones agrarias entienden que la solución responde únicamente a una “cuestión de voluntad política”.

Las protestas se han traducido incluso en forma de pancarta en las que se podía leer por ejemplo “Menos Milagros, más soluciones” o “Ministra, menos pasear y más trabajar” e incluso una sorprendente pancarta en la que se había escrito “Silvia, vuelve ya”, en referencia a la exconsejera de Agricultura y actual presidenta de las Cortes, Silvia Clemente.

Los manifestantes han hecho sonar pitidos, gritos y protestas durante el trayecto de la marcha con la que pretenden llamar la atención tras un verano que está dejando “una situación precaria”. “Estamos aquí por necesidad”, apuntaba el coordinador regional de UPA, Aurelio González, que insiste en que las administraciones lo único que han hecho ha sido “aplicar una condonación a la seguridad social” de los agricultores.

A su juicio, eso no es suficiente, por eso han sacado a los profesionales a la calle. Había presencia de todas las provincias y varios autobuses se han encargado de llenar las calles de Valladolid. También tractores que han hecho el recorrido de la marcha y algunos representantes políticos apoyando la protesta. Entre los manifestantes se encontraba el coordinador regional de Podemos, Pablo Fernández y la secretaria de organización del PSOE, Ana Sánchez, junto a otros procuradores de sus respectivos grupos políticos.

Fotos