La oposición duda de las ayudas a la sequía y critica el retraso en la incorporación de jóvenes al campo

Milagro Marcos en la rueda de prensa recibe las críticas de la oposición. / Leticia Pérez / ICAL

Milagros Marcos insiste en que se tomaron las medidas desde el «minuto cero» y que «más rápido no se pudo actuar»

ICALValladolid

Los grupos de la oposición en las Cortes volvieron a dudar de las ayudas de la Junta para paliar los efectos de la sequía y heladas y criticaron el retraso en el programa de incorporación de jóvenes al campo para rejuvenecer el sector, mientras que la titular de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, reiteró que se tomaron las medidas desde el «minuto cero» ante una climatología adversa, algo que sólo avaló el Grupo Popular.

En el balance del ecuador de la legislatura expuesto por la consejera ante la comisión parlamentaria del ramo, Juan Luis Cepa (PSOE), Natalia del Barrio (Podemos), David Castaño (Ciudadanos) y Luis Mariano Santos (UPL) no compartieron la gestión de Agricultura ante las crisis de estos años en el sector, como en la última por las inclemencias meteorológicas, que Marcos calificó de «año terrible».

Cepa, Del Barrio y Santos incidieron en que se ha visto que la Comunidad no estaba preparada para dar una solución y Marcos replicó que «más rápido no se puede actuar», para insistir en el resultado de las medidas de 145 millones en su conjunto para que el sector tenga liquidez. El 'popular' Óscar Reguera avaló este plan antisequía y rechazó las ayudas directas, como «irrealizables». «Nos hubiera gustado dar todo el presupuesto a los agricultores, pero no sería responsable», añadió la consejera.

Gestoria de fondos

El portavoz socialista de Agricultura y Ganadería, Juan Luis Cepa, que reclamó otras medidas para «hacer atractivo» el sector, calificó de «preocupante» el retraso hasta 2023 del objetivo de la incorporación de 5.000 jóvenes al campo, donde pidió a la consejera conocer los datos hasta la fecha de este programa, y de los regadíos comprometidos.

Para Cepa, la Consejería se limita a la gestión de los fondos de la Unión Europea -PAC y Plan de Desarrollo Rural-, pero cuando surgen problemas es «difícil que se pongan en marcha instrumentos eficaces». «No tiene dinero propio por los recortes», aseveró, por lo que instó a recuperar la dotación anterior a la crisis para este departamento.

El socialista abogó por la puesta en marcha del banco de tierras o el desarrollo de la ley Agraria para «hacer atractivo» el sector y calificó de «mentira» que los jóvenes puedan contar con hasta 70.000 euros de ayudas para su incorporación al campo, si bien valoró que se ponga en marcha el Observatorio de Precios, aunque añadió que llega con retraso.

Natalia del Barrio (Podemos) calificó también a la Consejería de «gestora» de fondos europeos y lamentó la falta de soluciones eficaces cuando han surgido problemas en el vacuno o debido a las inclemencias de sequía y heladas. Tampoco compartió los datos de incorporación de jóvenes, cuando en 2016 no se convocaron las ayudas. «Se verá parado», apostilló.

En su respuesta, la consejera admitió que el rejuvenecimiento del sector es «complicado» y pidió la colaboración de todos para lograr más efectivos en el campo, ya que también el socialista se refirió a esta cuestión como un asunto de comunidad. Marcos explicó que se han cambiado las bases de la convocatoria y las ayudas -se anticipa la mitad-, pero recordó que si no hay explotaciones, por la falta de traspaso de los mayores, será difícil conseguir el objetivo.

También, apuntó la consejera que se han agilizado los pagos pendientes y ahora «se paga al día». En 2015, se abonaron 33 millones, en 2016 fueron 30 y en 2017 se han pagado 19 millones, con la previsión de llegar a 40 millones. Marcos aclaró que la previsión es 5.000 jóvenes hasta 2020 -ampliación 2023- y que en la primera convocatoria hubo 1.000 solicitudes, unas 850 resueltas.

Consejería «sonámbula»

El portavoz de Agricultura y Ganadería de Ciudadanos, David Castaño, calificó a Agricultura y Ganadería de un deparmento «sonámbulo» porque «camina con los ojos abiertos, hace una gestión automática y está dormida». Lamentó el procurador que Marcos no hablará de la nueva PAC a partir de 2020, con «más filtros» que supondrán menos fondos, o de los efectos del brexit y la llegada de inmigrantes.

«¿Qué hace la Consejería, sigue en el mismo error, de dejar fuera la selvicultura y no apostar por la bioenergía?», se preguntó, para criticar que no se vaya más allá en el trabajo de preparar el campo de Castilla y León para los nuevos retos de la PAC. «Si quiere nuestro apoyo a los presupuestos tiene que hacer más esfuerzos en cambio climático, gestión del agua y bioenergía», advirtió.

Según Luis Mariano Santos, el efecto de sequía y heladas en el campo ha demostrado que «no se estaba preparados» para afrontar el problema y pidió que se escuche a los agricultores y ganaderos que «han tomado la calle», aseveración que no compartió la consejera en su posterior respuesta, que aseguró que se tomaron las medidas desde el «minuto cero». «Hay que dejarse de monsergas y tomar el toro por los cuernos», dijo el leonesista.

«Negar la evidencia»

Sólo el portavoz popular de Agricultura y Ganadería, Óscar Reguera, respaldó la gestión y su ritmo y convino con la consejera en que se cumplirán los objetivos marcados, aunque enmarcó la critica de la oposición a la falta solución de para paliar el impacto de heladas y sequía en que «nunca van a estar de acuerdo», pese a que, como recordó, Castilla y León sea la única comunidad que implementa el plan del Gobierno.

«Negar la evidencia es un absurdo», argumentó en relación al resultado de las medidas, con 7.000 solicitudes de préstamos, y subrayó que ya les gustaría a agricultores de comunidades como Andalucía, Castilla-La Mancha o Extremadura contar con intereses a cero euros en sus créditos.

Reguera, que defendió el avance en regadíos y ayudas a la mejora de las explotaciones, reconoció que se debe realizar «un ajuste fino» en la política de seguros agrarios, pero calificó de «irrealizable» la puesta en marcha de ayudas directas, como reclaman algunos grupos de la oposición y las opas.

Expresó el 'popular' dudas sobre el Observatorio de Precios y pidió que se incorpore al nacional porque el problema no está en lo que se paga por un producto en la tienda, sino lo que vale en su origen. «Eso es lo que importa», avisó a la oposición. «Hay cosas más importante para el campo que el cambio climático, y lo digo así: tirándome a la piscina», enfatizó sobre el órdago de C's para apoyar el presupuesto.

Fotos