Matías Llorente pide medidas para el campo y recuerda a Herrera que «es el granero de votos del PP»

Matías Llorente junto al alcalde de La Bañeza. / Peio

La Fiesta Campesina de UGAL-UPA, que se celebra este domingo en La Bañeza, cumple 35 ediciones con un carácter claramente reivindicativo

ELENA F. GORDÓN

La fiesta que organiza cada año, y van 35, la organización agraria UGAL-UPA que lidera Matías Llorente, tuvo hoy como escenario la localidad leonesa de La Bañeza, donde el colectivo reclamó para el campo ayudas «excepcionales» en un año que también lo es. «Es un año excepcional y necesitamos mantener las ayudas directas y ahora mismo hay un problema muy serio con los préstamos y pedimos una moratoria y condonaciones en los cánones de Confederación», resumió el líder sindical agrario.

Llorente considera que la consejera y la ministra de Agricultura «son unas mandadas y quizá a quien hay que reivindicar y con quien hay que hablar es con Juan Vicente Herrera y con Mariano Rajoy, que son los que toman las decisiones», dijo antes de recordarle al presidente de la Junta que «el mundo rural ha sido siempre el granero de votos del PP, con lo que no pueden olvidar a todos los que les han estado apoyando tanto tiempo».

El campo, añadió, tendrá que apoyar a quien le apoya y la Junta debe hacerlo igual, remarcó, que siempre ha respondido ante situaciones circunstanciales de distintas empresas de diversos sectores productivos. «Los seguros tienen que ser de explotación, no cultivo a cultivo», añadió como otro ejemplo de las peticiones que plantean los agricultores.

La Fiesta Campesina de UGAL-UPA congrega cada año a unas 5.000 personas en una celebración de convivencia que esta vez tuvo como escenario las piscinas de La Bañeza, cedidas por el Ayuntamiento, y cuyo programa se inició con un pasacalles y baile-vermú previos a la comida de hermandad, a la entrega de distinciones, intervención de Llorente, secretario general del sindicato, y actividades lúdicas para todas las edades.

Fotos