http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

Las lluvias alivian al regadío leonés pese a no percibirse un aumento notable en los embalses

Vista de un campo de regadío de León. / Inés Santos

Las organizaciones agrarias, pese al rechazo inicial al paquete de medidas para paliar la sequía propuesto por Agricultura, se encuentran «desunidas» de cara a la movilización

N. BARRIOLeón

En un año tan negro para el campo leonés como éste, cualquier ayuda, por pequeña que sea, se ve como un rayo de luz entre tanta oscuridad. Los agricultores leoneses miran al cielo durante estos días para congratularse por las últimas precipitaciones que, aunque no solucionan la nefasta campaña, permiten un ahorro de agua que es bien recibido.

«Las lluvias permitirán que hasta el jueves no volvamos a regar», comentaba el secretario general de UPA-Ugal, Matías Llorente, que apuntaba a que «beneficiarán especialmente a los riegos por inundación».

«Da un respiro»

Pero la buena noticia no sólo está en el ahorro de agua. La lluvia ha traído consigo una bajada de las temperaturas que «da un respiro» a los cultivos, ya que hasta ahora solo el maíz se beneficiaba de la intensa canícula.

Sea como fuere, las precipitaciones no han contribuido de forma notable a que suba el nivel de embalses y pantanos leoneses, por lo que la situación sigue siendo «problemática».

Se aleja la movilización

El último paquete de medidas del Ministerio de Agricultura para paliar la sequía no terminaba de convencer al campo leonés, que consideraba más positivo apostar por «una línea de créditos blancos que una posibilidad de endeudamiento más».

Se planteaban pues las movilizaciones ante el rechazo, cuestión que ahora parece lejana. «Las reuniones continúan pero no hay unidad, algunas organizaciones han levantado el pie del acelerador porque cada una tiene sus cuestiones», comentaba Llorente.

Fotos