http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

La Junta planteará crear embalses plurianuales en el futuro Pacto Nacional del Agua para dotar de estabilidad al sector primario

La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, participa en un desayuno informativo de la Agencia Ical. /Rubén Cacho
La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, participa en un desayuno informativo de la Agencia Ical. / Rubén Cacho

Marcos defiende que el esfuerzo importante que se exige a los regantes debe llegar acompañado de garantías para el suministro y eso requiere crear nuevos almacenamientos

ICAL

La Junta entiende que el esfuerzo que se está exigiendo a los regantes de Castilla y León en la modernización de sus infraestructuras debe ir acompañado de una garantía en el suministro de agua, para evitar problemas como los registrados este año de sequía. Así, planteará en las negociaciones del Pacto Nacional del Agua que la Comunidad “necesita embalses plurianuales”.

Relacionado

La consejera de Agricultura, Milagros Marcos, recalcó que esa necesidad “se ha visto este año con la sequía” aunque asumió que se trata de una cuestión “complicada” que se debe compaginar con el impacto ambiental de estas “grandes infraestructuras nacionales”.

Marcos indicó, en Los Desayunos de Ical, que es necesario “hacer un análisis de la Comunidad y ver dónde se puede ubicar con menor impacto ambiental un almacenamiento plurianual” y expuso que se trata de “obras a largo plazo y costosas, pero en las perspectivas de futuro tiene que estar planteado poder contar con este tipo de presas”.

El reto, constató, es que se “pueda acumular agua para mas de una año” porque, como recordó, Castilla y León contará con “mucho más regadío” tras las inversiones previstas hasta 2023, de 600 millones, del mapa de infraestructuras agrarias de la Comunidad. “Se necesitará agua y para eso necesitamos capacidad de suministro y, por lo tanto, de acumulación. Es un objetivo en el que trabajar porque si queremos dar estabilidad al sector primario, se deben ofrecer garantías a las futuras inversiones en nuevos regadíos”, resumió.

Modernización delr egadio

La consejera de Agricultura insistió en que se está pidiendo concentraciones parcelarias a los regantes, con procesos de modernización que ahorran entre el 30 y el 40 por ciento del agua. “Habrá más capacidad de uso y un ahorro de agua importante, pero también debemos acompañar esto con una garantía de agua suficiente para regar”, argumentó.

Asimismo, expuso que los pequeños regantes contribuyen en una parte importante en la financiación de esas infraestructuras, con un 24 por ciento del coste, lo que representa que se les pide un “esfuerzo importante” y “tenemos que tenerlo en mente en las planificaciones futuras”.

Marcos defendió la apuesta de la Junta por los regadíos dentro de un sector clave para la defensa del medio ambiente, para frenar los incendios y para reducir las emisiones de CO2. Aseveró su importancia para la mejora de la economía, porque mejoran los rendimientos y diversifican los cultivos, con lo que impulsan la industria agraria.

En este sentido, defendió la importancia de la planificación de infraestructuras agrarias impulsada por su departamento al albur del nuevo plan hidrológico de la cuenca del Duero, para contar con indicadores reales con los que convencer a los agricultores más reticentes de la importancia de la modernización.

Alta ejecución

Marcos precisó el grado de ejecución del plan de infraestructuras dotado con 600 millones, y explicó que en concentración parcelaria de las 160.000 hectáreas previstas hasta 2023, ya han iniciado los trabajos en 106.000, es decir, en el 70 por ciento. Asimismo, en modernización de regadíos , de las 40.000 hectáreas de actuación, están trabajando en un 26,7 por ciento; y en nuevos regadíos, de las 20.000 planificadas, ya han empezado las labores en un 40 por ciento.

El hecho de contar con el mapa de infraestructuras, dijo la consejera, es “uno de los pilares básicos, junto con la investigación y la formación, para construir una agricultura moderniza, del siglo XXI en Castilla y León”.

Milagros Marcos precisó como actuaciones inminentes el trabajo en los regadíos de Payuelos y Canal del Páramo, en León; en el Canal de la Armuña en Salamanca; y en Soria. Sin embargo, también comentó que han impulsado una Administración agraria “absolutamente proactiva” que no se ha quedado quieta esperando a que le llamasen desde el sector para expresar sus necesidades lo que “ha provocado un cambio importante” en el impulso de las Comunidades de regantes.

Al respecto, recalcó las tres avanzadas en Palencia, como en Valdavia y Hontalbilla; la creación de la primera de aguas subterráneas de Valladolid; y la puesta en marcha con carácter inmediato, con el permiso de la CHD, de la vallisoletana de Villalón, que permitirá suscribir el convenio para avanzar en esta “infraestructura importante” para la provincia, en las zonas “más afectadas por la sequía.

Milagros Marcos aseguró así que se está avanzando en toda la Comunidad y “no sólo donde el sector lo estaba demandando” porque sino provincia como Valladolid o Palencia hubiesen tenido problemas de agua y recalcó que la elaboración del mapa “ha convencido a aquellos que más les contaba apoyar esas infraestructuras, porque en las zonas de concentración y modernización de regadío, dijo, hay un 40 por ciento más de población, y la incorporación de jóvenes es un 60 por ciento superior.

Contenido Patrocinado

Fotos