http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

Herrera considera que Castilla y León «debe ver una oportunidad para crecer» ante la culminación de la reforma azucarera

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en la inauguración de la planta de especialidades líquidas de la Azucarera. /J.L.Leal
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en la inauguración de la planta de especialidades líquidas de la Azucarera. / J.L.Leal

El presidente de la Junta interviene en Toro (Zamora) en la presentación de la nueva gana de productos de Azucarera para la industria alimentaria y la nutrición animal

JUANMA DE SÁAZamora

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, afirmó este miércoles que la Comunidad autónoma “debe ver una oportunidad para crecer” ante el nuevo escenario perfilado con la culminación de la reforma azucarera de la Unión Europea iniciada en el año 2006, con la desaparición de las cuotas y la liberalización del sector.

“Hay que tener en cuenta hechos objetivos como que el consumo de azúcar en España, que es de 1.300.000 toneladas al año, es mucho mayor que la cuota que hasta ahora teníamos asignada, de 498.000 toneladas”, precisó. “Claramente, hay una demanda restante que puede permitir aumentar tanto la superficie de cultivo como la molturación de nuestras fábricas con destino al consumo humano y usos de la ganadería”, anotó.

En este contexto, puntualizó que “debe ser un impulso a una cultura de consumo responsable y prudente, siempre preferible al establecimiento de impuestos, penalizaciones y prohibiciones en una sociedad democrática”. Herrera hizo estas declaraciones durante el discurso que pronunció en la Azucarera en Toro (Zamora), como parte del acto de presentación de la nueva gama de productos para la industria alimentaria y la nutrición animal, parte de los cuales se desarrollarán en la nueva Planta de Especialidades Líquidas de la fábrica toresana.

Crecimiento del sector de la remolacha

Durante su alocución, Juan Vicente Herrera destacó el dato de que en 2017, el primer año de cultivo sin cuotas, “se ha observado en Castilla y León un importante crecimiento del 14 por ciento de la superficie sembrada” de remolacha y reiteró la importancia de las medidas de competitividad y productividad del sector con la plataforma que entrará en funcionamiento el próximo mes de octubre.

“Entre sus objetivos, está la reducción de costes de producción y, especialmente, los relacionados con el riego, a través de nuevos y mejores regadíos o fórmulas alternativas de energía”, indicó. “También, en el caso de la Azucarera de Toro, está el uso de toda la capacidad productiva de las industrias, con el ahorro de costes, optimización de procesos de transformación y diversificación de los productos”, anotó.

Ante la evolución del sector, “estratégico” y que “contribuye al desarrollo económico y social” de Castilla y León, el número uno del Ejecutivo autonómico hizo hincapié en los “apoyos públicos disponibles” que la Junta ha planificado para el cultivo de la remolacha, entre los cuales destacan los más de 22 millones de euros anuales en ayudas directas específicas de la PAC y la medida agroambiental incorporada en el vigente programa de Desarrollo Rural.

Igualmente, mencionó las inversiones “muy significativas” en modernización y nuevos regadíos previstas en el mapa de infraestructuras agrarias y las líneas de incorporación de jóvenes y modernización de explotaciones. “El 17,5 por ciento de los cultivadores de remolacha en Castilla y León reúnen la condición de jóvenes agricultores, un porcentaje un 2,5 por ciento mayor que la media del conjunto de los jóvenes beneficiarios de la PAC”, dijo.

Nueva planta en Toro

El presidente de la Junta agradeció a Azucarera y al Grupo AB Sugar, “del que forma parte y primer productor mundial de azúcar”, la puesta en marcha de la nueva planta de Toro, que ha supuesto una inversión cercana a los tres millones de euros y que generará mayor actividad para la fábrica toresana y “más empleo en el conjunto de su comarca y su zona de influencia” y apostilló: “Azucarera refuerza su compromiso con el crecimiento, la estabilidad y el futuro de nuestro esencial sector remolachero azucarero”.

En este sentido, Herrera recordó que “ya lo ha venido haciendo de forma muy intensa” durante los últimos años con la firma del acuerdo marco interprofesional 2015-2020. “El primero de su naturaleza en Europa, que garantiza la estabilidad de ingresos para nuestros agricultores remolacheros y el avance en la diversificación de sus producciones y el esfuerzo continuo en I+D+i, no por casualidad, con el Centro de Investigación de Toro a la cabeza y en colaboración con centros privados y públicos de Castilla y León”, subrayó.

Por último, Herrera insistió en que Castilla y León “va a seguir apostando firmemente” por el sector como “motor de desarrollo económico y social”, especialmente en las zonas rurales en las que tiene implantación. “Hablamos hoy de 26.000 hectáreas cultivadas por 3.600 agricultores, cuatro plantas de producción -Toro (Zamora), La Bañeza (León) y Miranda de Ebro (Burgos), de Azucarera, y la de Olmedo (Valladolid), de Acor-, con cerca de 1.300 empleos directos y otros 1.000 indirectos”, enumeró. “Hablamos de unos 350 millones de euros anuales de valor económico conjunto”, recalcó.

Fotos