http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

Herrera avisa que los fondos PAC «deben blindarse» y su reforma es una «oportunidad para el desarrollo económico» de la Comunidad

Cultivo de trigo./Margareto
Cultivo de trigo. / Margareto

El presidente de la Junta apela al sector y a las fuerzas políticas y sociales para lograr una nueva postura común en torno a la reforma

ICAL

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, advirtió este martes de que «deben blindarse los recursos de la PAC en el futuro marco financiero» que apruebe la UE y expresó su alegría porque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, «esté defendiendo su continuidad». Herrera, que abrió en Valladolid la Jornada 'La nueva PAC. Una oportunidad para el desarrollo económico de Castilla y León', que presentó el presidente de Asaja, Pedro Barato, insistió en que debe mantenerse la financiación, y que la mayor parte vaya a los profesionales del campo, porque se trata de una cantidad «contante y sonante» que el año pasado ascendió a 1.168 millones de euros, la segunda mayor en España, solo por detrás de Andalucía.

El jefe del Ejecutivo autonómico reconoció que la reforma «genera incertidumbre, dudas e incluso riesgos, pero también ofrece oportunidades para ganar el futuro». En este sentido, recalcó que en Castilla y León «nos estamos preparando para ello, para lograr una PAC más ajustada a las necesidades y realidad de cada Estado, más sostenible, simplificada, que incorpore innovaciones, y sea capaz de adaptar el sector en tiempos de crisis». Herrera apostó de nuevo por «una posición común» de toda la Comunidad en torno a una PAC que «mejore el nivel de vida de nuestros agricultores y sus familias, garantice el suministro y la seguridad alimentaria y contribuya al desarrollo equilibrado del mundo rural». «Queremos tener un sector cada vez fuerte equilibrado, y competitivo capaz de afrontar los retos que se le presenta», resumió.

Herrera, que presumió ante un abarrotado auditorio, en la sede de la Consejería de Agricultura, de que su segundo apellido es Campo, insistió en que la reforma «puede y debe representar una oportunidad para el desarrollo económico» de la Comunidad.

El máximo responsable de la Junta recordó que en noviembre la Comisión Europea presentó una comunicación sobre el futuro de los alimentaos y la agricultura, con las bases para pivotar el debate sobre la nueva PAC, y constató el firme reconocimiento de las instituciones europeas del «papel estratégico y crucial de la agricultura y ganadería en el bienestar en el presente y en el futuro de la UE».

Herrera indicó que Castilla y León es un territorio «especialmente identificado con el medio rural», donde residen unas 900.000 personas, y el peso de la agricultura duplica al que tiene en España, y roza el cinco por ciento. Al respecto, indicó que asumiendo la actualizacion de la PAC, «hay que mantener una postura clara acerca de los principios básicos que deben inspirarla. Al respecto, apostó por mantener la estructura actual de la PAC en ayudas y mercados y desarrollo rural.

Las dudas del nuevo sistema

El presidente indicó que el sistema nuevo basado en resultados, genera «interrogantes, sobre la delimitación del nuevo marco común compartido por todos los países, y genera dudas sobre la financiación. Así, remarcó su rechazo absoluto a que los pagos directos no estuvieran financiados al 100 por ciento por fondos europeos, porque supondría «diferentes velocidades de financiación en función de la coyuntura económica de cada estado».

Juan Vicente Herrera defendió que «hay que dar prioridad clara al primer pilar de pagos directos, para que sigan garantizando una parte importante de la renta agraria, protegiendo sectores vulnerables y protegiendo el medio ambiente». Asimismo, repitió que es preciso introducir elementos diferenciadores para los agricultores profesionales.

Asimismo, reclamó que se refuercen las medidas de mercado, que son «una oportunidad para afianzar la posición de los agricultores y ganaderos en la cadena alimentaria y mantener el equilibrio, entre costes de producción y precios.

Herrera recordó que se pone encima un nuevo modelo que refuerza el principio de subsidiaridad en favor de los estados miembros, que se materializará en un plan estratégico que cada estado deberá aprobar para su aprobación posterior por la Comisión. Herrera reconoció que se trata de un planteamiento «positivo» porque se reconoce la variedad que existe en el sector y sus condiciones de trabajo. Aseveró que la «subsidiaridad es un principio fundamental en la construcción de la UE, pero advirtió de que «solo será plenamente positivo si eso no supone un racionanlizacion de la PAC, ni ponga en riesgo de ninguna manera el mercado único, que es una conquista irreversible».

Juan Vicente Herrera también apostó por acciones de desarrollo rural, para impulsar la competitividad de la agroindustria, con apoyo más intensivo a la I+D+i, para reducir costes para los agricultores, y el impacto sobre el medio ambiente. «Se debe reforzar el sistema de formación agraria», prosiguió, para reseñar que hay plazas libres en las universidades de Castilla y León, para enseñanza superior dirigida al campo, como vía también de lucha contra la despoblación.

Agregó Herrera su apuesta por el acceso a la tecnología de las explotaciones pequeñas y medianas y aseguró que se hace también «indispensable» favorecer todos los proyectos de creación e inversión en empresas agrarias, y el fomento de la asociación de productores y cooperativismo.

Juan Vicente Herrera también razonó que la nueva PAC debe reconocer «sin ambages el protagonismo mayor de los jóvenes y las mujeres como activos claves para la modernización y dinamización del sector, para el nuevo tiempo que supondrá la reforma». Así, constató que el relevo generacional es un «objetivo fundamental», así como la incorporación de la mujer para frenar la despoblación.

Por último, Herrera destacó como «imprescindible» la «sintonía» entre agricultor y naturaleza, para lograr un sector sostenible con el uso de los recursos y la fijación de población. «Naturaleza si, agricultores y ganaderos en el medio rural, también», sentenció, para apelar también a que la nueva PAC evoluciones hacia la simplificación con reducciones de las cargas administrativas.

Periodo de reflexión

Juan Vicente Herrera defendió el periodo de debate abierto sobre la reforma en la Comunidad, en primer lugar porque siempre es positivo reflexionar sobre los riesgos y tensiones a evitar, pero también sobre las oportunidades que hay que aprovechar de la reforma.

En segundo lugar, Herrera indicó que es fundamental acompañar a los agricultores en este tiempo de cambio ofreciéndoles en todo momento la información disponible con «claridad y sencillez».

En tercero, el presidente se refirió a la «excelente ocasión» para buscar un acercamiento de los puntos de vista del sector y de las fuerzas políticas y sociales de la Comunidad, con el objetivo de lograr una posición de Comunidad en torno a un asunto «clave, estratégico».

Una reflexión, dijo, en un contexto en el que no se puede perder de vista que este periodo se produce mientras también se empieza a decidir «el elemento material, el elemento esencial para el desarrollo de ésta y las demás políticas en el próximo periodo con el marco financiero plurianual de la UE». Un marco, reseñó, que está aún pendiente de definir, y parte de «una dificultad objetiva, que es la salida de Reino Unido de la UE, que hasta ahora era un país contribuyente neto, lo que supondrá una perdida de ingresos. Una merma que, dijo, «debe corregirse sobre la base de mayores aportaciones de los estados miembros y no va a ser una cuestión pacífica».

Defensa de la PAC

El presidente de Castilla y León recordó que agricultura y la ganadería garantizan materias primas para 500 millones europeos, y es un motor económico para las áreas rurales de Europa, porque el sector da empleo a casi 45 millones de europeos, siete millones de ellos dedicados directamente a la tierra y el ganado, y el resto de forma indirecta con la industria o los servicios. Asimismo, precisó que contribuye a cuidar los recursos naturales de casi el 50 por ciento del territorio de la UE.

Unos datos, dijo, que «justifican plenamente que la UE mantenga la esencia de una de las más importantes políticas comunitarias, como es la PAC, que data de 1962, y fue clave para alcanzar el mercado único».

Herrera indicó que la sociedad valora cada vez más la PAC, como uno de los pilares básicos sobre el que debe seguir desarrollándose y construyéndose el proyecto de integración «más importante del siglo XX en el mundo, que es Europa».

Una política con unos resultados muy importantes, porque ha asegurado alimentos a las familias europeas a un precio «muy razonable», y «ha consolidado» la UE como una «potencia» agraria y alimentaria en el mundo. Agrego además que «ha garantizado en todo este tiempo una parte muy sustancial muy notable de la renta de los agricultores y ganaderos europeos. Toda esta «trascendencia de la PAC», dijo, se debe también a su permanente adaptación a través de las sucesivas reformas aprobadas, como la que se está acomentiendo ahora, que genera «miedos y vértigos», dijo, pero que «debe servir para afianzar y para mejorar la PAC en los años venideros». Para finalizar la «homilía» sentencio: «Que la PAC esté con vosotros».

Prevención

El presidente de Asaja, Pedro Barato, por su parte, defendió jornadas como la de este martes en Valladolid, porque es partidario, dijo de la medicina de la prevención antes que la curación. «Estamos a tiempo aún», dijo en relación a la reforma.

Barato destacó el frente común en Castilla y León para defender la PAC que necesita la Comunidad, y recalcó que el sector agrario representa mucho para Castilla y León y para España. «Jornadas como esta contribuyen a lograr una PAC suficiente y que vaya al motor económico de los agricultores y ganaderos». Dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos