http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

Castilla y León se dota de un nuevo modelo que simplifica la identificación de los équidos y su movimiento

Castilla y León se dota de un nuevo modelo que simplifica la identificación de los équidos y su movimiento

Este lunes se publica en el Bocyl la orden que regula el sistema de identificación y registro de estos animales

LEONOTICIAS

La Consejería de Agricultura y Ganadería publica este lunes en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) una nueva orden de identificación y registro de équidos en la Comunidad con el objetivo de adaptar las obligaciones legales tanto a la legislación europea como nacional. De este modo, se deroga y sustituye la orden vigente, que data de 2009, según informó la Junta en un comunicado.

La nueva orden introduce mejoras en el sector equino de Castilla y León ampliando, de seis meses a un año, el plazo para la identificación y registro tras la fecha de nacimiento del animal y simplifica los trámites introduciendo un nuevo formato de Documento de Identificación Equina (DIE), lo que supone una ventaja administrativa para el ganadero, puesto que ya no será necesaria la emisión de una DIE duplicado en diversas circunstancias, como que el documento de identificación existente no cumpla con los requisitos de formato o contenidos establecidos por la normativa nacional.

Además, en contexto de la seguridad alimentaria y en aras de afianzar la trazabilidad de los équidos muertos en una explotación, y de forma similar a como se realiza en el ganado de vacuno, el titular de la explotación será el responsable de comunicar la muerte del animal en la Unidad Veterinaria, al igual que debe hacer en caso del enterramiento del animal en la explotación, con una comunicación específica.

Esta nueva orden regula también, de forma explícita, el desplazamiento de los animales con la Tarjeta de Movimiento Equina, sin necesidad de ir acompañados de guía oficial cuando se trate de movimientos itinerantes con fines lúdicos, deportivos o aprovechamiento de pastos y con retorno a la explotación de origen en un plazo inferior a los treinta días naturales.

Asimismo, la Consejería de Agricultura y Ganadería exceptúa en esta orden que las explotaciones ganaderas tengan que cumplir los requisitos de ubicación establecidos en el Real Decreto nacional, siempre y cuando acrediten el cumplimiento de las condiciones higiénico-sanitarias mediante la presentación de un programa sanitario básico.

El equino es, según la Junta, uno de los sectores ganaderos con más tradición histórica y cultural de Castilla y León, y el potencial de esta especie para generar empleo y riqueza va en aumento. Actualmente están inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA) 18.943 explotaciones de équidos de la Comunidad, con 60.885 animales censados.

Contenido Patrocinado

Fotos