Asaja lamenta la «falta de empatía» de Herrera tras anular su visita al Órbigo

Estado de las plantaciones de lúpulo.
Estado de las plantaciones de lúpulo. / R. Fariñas

La organización agraria considera que la tormenta de este domingo «debería ser un motivo más para realizar la visita y no una razón para anularla»

LEONOTICIAS

La organización agraria Asaja de León considera que la Junta de Castilla y León «no ha estado a la altura de las circunstancias» tras suspender la visita programada para esete martes a Carrizo de la Ribera, encabezada por el propio presidente Juan Vicente Herrera, para «inaugurar» la cosecha de lúpulo de esta campaña.

«Las consecuencias de una desgraciada tormenta de viento, lluvia y granizo, caída en la tarde de ayer domingo en la comarca, y en particular en el municipio de Carrizo de la Ribera, no debería de ser un motivo para pegar una espantada, al contrario, debería de ser motivo para visitar la comarca, conocer de primera mano los problemas de los agricultores, y ofrecer los muchos apoyos que un Gobierno siempre tiene en su mano, apoyos que dependen únicamente de voluntad política», explican desde la organización agraria.

Los máximos responsables de la organización agraria visitaron este lunes la zona afectada, «comprobando sobre el terreno los efectos devastadores de una tormenta que ha llegado a las puertas de la recolección de cultivos como el lúpulo, maíz, alubias, hortícolas y remolacha».

Recalcan que los daños más cuantiosos se han producido en el cultivo del lúpulo, tanto en la zona productora de Carrizo de la Ribera, como en la zona productora de la vega del río Tuerto, en las proximidades de Astorga. «En una amplia superficie de cultivo los daños sobrepasan el 80%, con muchas fincas siniestradas en el 100%, y lo que es peor, hay decenas de fincas en las que la infraestructura de alambradas y postes se ha caído, una infraestructura que tiene un coste de unos 20.000 euros por hectárea», señalan.

Asaja muestra su «decepción, una vez más», con la política agraria de la consejera Milagros Marcos, y no tienen «ninguna duda» de la solución que la Junta va a ofrecer a los agricultores afectados, «la misma que ha ofrecido a los afectados por los daños de las heladas y la sequía en el conjunto de cultivos: ninguna».

«No se atisba el más mínimo interés por aportar medidas imaginativas que de vedad sirvan para dar respuesta a los problemas del campo, no se hace un esfuerzo presupuestario que resulta imprescindible ante situaciones de crisis sobrevenidas, y no hay voluntad de mantener una interlocución productiva con los representantes del sector. Todo se resolverá con una política de gestos de cara a la galería en la que el campo aparece como un sector al que le llueven cada día millones de euros de dinero público, cuando aquí no llegan otros fondos distintos de los ordinarios de la PAC que aprueba Bruselas», sentencia.

Fotos