Los agricultores de Castilla y León reciben 149 millones por la sequía y heladas en cereales y leguminosas

Campo de trigo afectado por la sequía y las heladas. / Eduardo Margareto

La Comunidad es la primera en un montante total de 208 millones previstos por 53.606 siniestros

ICAL

Los agricultores asegurados que más indemnizaciones han recibido por siniestros en cereales de invierno y leguminosas son los de Castilla y León, con 149 millones de euros, por un total de 27.610, mientras que en España se han abonado 198 millones, pero la previsión es de 208 millones, correspondientes a 53.606 siniestros.

Agroseguro informó hoy de que ha finalizado prácticamente el pago de las indemnizaciones por siniestros en cereales de invierno y leguminosas. La previsión total es del 208 millones, correspondientes a 53.606 siniestros en estos cultivos, lo que supera la cantidad anual pagada en esta línea de seguro en toda la historia del seguro agrario y representa el 256 por ciento de las primas.

Castilla y León ocupa el primer lugar en el pago de esta prima conforme al número de siniestros registrados en los cultivos, seguida de Castilla-La Mancha, que han recibido 30 millones, y los de Aragón y Navarra, con 14 y 4,2 millones, respectivamente. Los asegurados del resto de comunidades autónomas han recibido un total de 11 millones de euros.

Según Agroseguro, la superficie total siniestrada de cereales de invierno y leguminosas ha superado la registrada en 2012 -hasta ahora el peor ejercicio de la historia del seguro agrario en España-, superando 1.650.000 hectáreas, de las que 1.327.000 corresponden a siniestros de sequía y helada.

Del total, el 57 por ciento (950.000 hectáreas) corresponde a Castilla y León, el 22 por ciento (370.000 hectáreas) a Castilla-La Mancha, y más del 9 por ciento (150.000 hectáreas) a Aragón. También se han registrado daños importantes en Navarra, Andalucía, Cataluña, Extremadura y La Rioja.

Por último, Agroseguro explica que ha hecho un esfuerzo para agilizar las tasaciones -realizadas por 330 peritos- y adelantar los pagos para realizarlos antes de 30 días desde que finalizaron aquellas (adelanto de entre 15 y 20 días), respondiendo así a las necesidades de los agricultores. De hecho, el 20 de julio se habían pagado ya 104 millones, la mitad del total de indemnizaciones.

Fotos