http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

El acuerdo entre Junta y Ministerio inyectará 1.900 millones de liquidez para el sector agrario

Presentación de las medidas en la sede del PP leonés. / Sandra Santos

El objetivo es que pueda llegar a todos los agricultores profesionales, 40.000 en Castilla y León, siempre que estén interesados y, en el anticipo de la PAC, llegará a los 70.000 beneficiados

R.FARIÑASLeón

El Partido Popular de León se ha reunido este lunes para explicar las ayudas de la Junta de Castilla y León a los agricultores y ganaderos por fenómenos climatológicos adversos (sequía, heladas y granizo). Así, dentro del conjunto de medidas, el Gobierno Autonómico pone en marcha un Plan Financiero Especial 2017/2022 dotado con 145 millones de euros aportados por el Estado y la Junta, financiado al cien por cien con dinero público adicional.

Las medidas pueden llegar a suponer 1.900 millones de euros de liquidez al sector agrario y el objetivo es que pueda llegar a todos los agricultores profesionales, 40.000 en Castilla y León, siempre que estén interesados y, en el anticipo de la PAC, llegará a los 70.000 beneficiados.

El apoyo a las explotaciones agrarias de Castilla y León se articula por medio de una serie de medidas de ahorro para el sector, como la reducción de las cuotas de IRPF, la exención de cánones y tarifas a los regantes en zonas afectadas por sequía, la bonificación del 100 por 100 en tasas al sector agrario en 2018 y las ayudas para suscribir pólizas de seguros agrarios. También se adoptan otras medidas para garantizar liquidez al sector y asegurar la próxima campaña agrícola. Dentro de ellas, debemos destacar el anticipo de hasta el 70 por ciento de las ayudas de la PAC a partir de octubre, el aplazamiento de las cuotas de seguridad social doce meses, así como préstamos garantizados con intereses bonificados. Esta bonificación llega al cien por cien para quienes tengan suscrito seguro y sean agricultores profesionales.

Tres tipos de préstamos

Estos préstamos son de dos tipos: unos, de hasta 40.000 euros, con cinco años de vida y un año de carencia y con bonificación total o parcial en función de la existencia de suscripción de seguro agrario; y otros, de hasta 80.000 euros, con diez años de vida y un año de carencia, para hortofrutícola y vacuno de leche, con bonificación total o parcial condicionada a la existencia del seguro, con posibilidad de incrementar los importes y la carencia.

Todos aquellos que quieran acceder a estas ayudas deben estar dados de alta en la Seguridad Social en el sector agrario por cuenta propia. Además, deben haber obtenido en la última campaña del IRPF al menos el 50 por ciento de su renta total de actividades agrarias o de actividades agrarias complementarias y tener suscrita una póliza en el año 2016 o 2017 antes del 15 de octubre, habiéndose comprometido a mantener el seguro en los próximos tres años.

Dentro de los requisitos, también se recogen algunos casos especiales. Por ejemplo, a los jóvenes agricultores no se les exige el requisito de haber obtenido el 50 por ciento de su renta total de actividades agrarias en la última campaña del IRPF.

Caso excepcional del Bierzo

En el caso de El Bierzo, por sus especiales peculiaridades productivas, a los titulares de explotaciones agrarias, no se les exige estar dados de alta en la Seguridad Social en el sector agrario ni tampoco haber tenido una renta del 50 por ciento de sus actividades agrarias en el IRPF.

Otras actuaciones dentro del paquete de medidas también tienen como finalidad garantizar el suministro de agua a las explotaciones ganaderas en régimen extensivo de aprovechamiento de pastos en la Comunidad. Los beneficiarios serán los titulares de explotaciones ganaderas, cuyo censo sea igual o superior a 10 unidades de ganado mayor y estén inscritas en el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León. También serán beneficiarios los gestores de pastos comunales. La cuantía a percibir será, como máximo, del 50 por ciento de la actividad subvencionable, no superando los 4.000 euros por beneficiario.

Además, la Junta de Castilla y León, siendo consciente de la situación de sequía, establece una serie de excepciones al cumplimiento de determinados requisitos de condicionalidad ligados a ayudas europeas agrarias, como los pagos directos de la PAC y las ayudas del PDR, entre las que se encuentran, por ejemplo, las ayudas agroambientales de agroecosistemas extensivos de secano, las ayudas a la agricultura ecológica y las ayudas agroambientales, ecológicas e indemnización en zonas con limitaciones naturales.

La reunión celebrada pretende contribuir a la máxima divulgación de estas interesantes medidas que benefician a los agricultores y ganaderos de nuestra Comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos