http://static.leonoticias.com/www/menu/img/campo-desktop.jpg

Sindicatos, regantes y Abanca luchan por los agricultores ante la pasividad de Junta y Gobierno

Mesa de trabajo en Abanca para buscar soluciones a la problemática del campo./
Mesa de trabajo en Abanca para buscar soluciones a la problemática del campo.

Una reunión en la sede de la entidad financiera resalta la falta de ayuda de la Junta y el Ministerio ante la problemática del campo | Abanca ofrece soluciones al sector primario leonés con una línea de ayuda de 60 millones

INÉS SANTOS

Ante un año excepcional por los problemas de la sequía a los que también se unió la helada el campo leonés sigue sin levantar cabeza. Abanca ha reunido en su sede en la capital de la provincia a los sindicatos agrarios y las comunidades de regantes para buscar juntos una solución que mitigue los problemas que sufre el sector primario y ante los cuales pueden peligrar las próximas siembras.

Abanca trata de dar una solución a todos los agricultores que tienen un problema, así lo ha explicado el director de Abanca Agro, Jesús Combarro que la ha definido como «una situación crítica y excepcional que tiene tintes de convertirse en una problemática con carácter recurrente». Para ello, la entidad apuesta por dos soluciones.

Tras la reunión ha quedado de manifiesto la «necesidad de seguir apoyando el aseguramiento de los cultivos», por lo que se creará una línea de seguros agrarios para evitar esta situación en años posteriores. Por otra parte y con el fin de mitigar el problema que se avecina en el campo leonés por la falta de liquidez en la próxima cosecha Abanca crea una línea específica de financiación. La entidad financiera moviliza inicialmente 60 millones de euros para mitigar los efectos de la sequía y las heladas, aunque se podrá ampliar la cantidad según las necesidades de los agricultores y ganaderos.

Los sindicatos piden ayuda

Tanto las comunidades de regantes presentes, así como los representantes de los sindicatos agrarios hablan de una «cosecha catastrófica». José Antonio Turrado, secretario general de Asaja ha insistido en «l mala perspectiva para el regadío ya que no hay agua para garantizar las cosechas». También ha destacado los daños «irreparables en el este y el oeste de la provincia».

Turrado ha recordado que se «están llevando las reivindicaciones a las administraciones» y que con Abanca «sólo podemos venir a hablar de financiaciones y préstamos para continuar con las labores agrarias».

Los sindicatos han hecho especial hincapié en que «las administraciones nos den unas ayudas de préstamos subvencionados» ya que «este es un problema del que se sale, con ayuda de todos, pero el campo necesita el apoyo de instituciones y de la banca privada».

«Hay que ponerse el mono»

«No estamos de acuerdo con la situación que tenemos con la administración, nuestra Consejera se tiene que poner el mono de trabajo», así de contundente ha sido Juan Antonio Rodríguez, secretario general provincial de UCCL. El representante de la organización asegura que «tanto el Gobierno central como la Junta de Castilla y León se están amparando en los seguros para no dar indemnizaciones». Pero también se ha recordado con los seguros actuales no cubrirán ni la cuarta parte de las pérdidas que tienen el campo.

La indignación de UCCL ha dejado de manifiesto la falta de implicación de las instituciones en el sector primario de la provincia y Juan Antonio Rodríguez ha recordado cómo «la administración ha hecho rescates en todo lo habido y por haber», y ahora que Castilla y León y en especial el sector primario les necesita «no quieren poner ni una sola peseta».

Los seguros no cubren necesidades

Otra de las problemáticas que ha salido a la luz en la reunión ha sido la mala cobertura de los seguros, motivo por el cual los agricultores no aseguran los cultivos. Ángel Gallego, representante de la Asociación Berciana de Agricultura, ha recordado que el 95% de la fruta de pepita está perdida, un 70% en la fruta de hueso y prácticamente el 100% de los cultivos de vid.

Por ello reclama una «solicitud conjunta para ver de qué manera nos pueden ayudar, porque la situación es catastrófica». También ha explicado que «los agricultores no usan el seguro de la helada, porque no cubre bien las necesidades».

Contenido Patrocinado

Fotos