Leonoticias

video

El campo clama medidas para paliar la situación. / Sandra Santos

El campo leonés pide «una moratoria en préstamos y replantear seguros» para paliar la desastrosa campaña

  • Matias Llorente avanza que se trabaja en movilizaciones por parte de las agrupaciones agrarias para llevar a cabo movilizaciones

Calificar de desastrosa la campaña en el campo leonés no parece, ni mucho menos, caer en la exageración. Las heladas, unidas a una fuerte sequía, han destrozado la mayoría de los cultivos, una situación sobre la que los agricultores ponen el acento en un momento especialmente difícil.

Con las movilizaciones como opción que parece seguro llevarán a efecto, las agrupaciones agrarias tienen unas peticiones muy concretas. «La situación pasa porque el Gobierno Central apruebe los mínimos que autoriza la Unión Europea para los 15.000 euros por explotación profesional», aseguraba Matías Llorente, secretario general de Ugal-UPA.

En la mochila de las peticiones, Llorente no olvida que «en el ámbito de los seguros, hay que darle un cambio para que sea un gasto más dentro de la explotación, sí, pero que al menos nos de una cobertura importante».

Tampoco deja pasar el secretario general la cuestión de las moratorias. «Son necesarias, no necesitamos más préstamos, porque tenemos muchísimos, debería haber una flexibilidad con todos los cánones que tenemos que pagar». En esta línea, expresó que «pedimos que este año sea inhábil para pagar los cánones, es lo que buscamos, ese rescate».

La administración «no quiere saber nada»

Como declaró Matías Llorente a leonoticias, «la administración no quiere saber nada pero los daños que son grandísimos, además el agua que tenemos no nos garantiza los riegos al cien por cien, puede haber 60.000 hectáreas que no tengan agua por inundación».

Pérdidas notables

Las cifras de la desastrosa campaña arrojan que en el secano está perdido el 70%, el regadío y los cereales están helados. La vista está puesta en el verano, con idea de «salvar algo, pero es muy difícil, salvo las hectáreas de riego por aspersión, está complicado».