Leonoticias

García Tejerina, junto a Milagros Marcos.
García Tejerina, junto a Milagros Marcos. / Lázaro

Tejerina anuncia que comenzará a hablar con las opas y las comunidades para fijar una posición común en torno a la PAC

  • La ministra participa en la celebración del Día de la Provincia de Valladolid en el que se ha reconocido el papel de las mujeres alcaldesas

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, aseguró este sábado que comenzará a trabajar con las organizaciones profesionales agrarias y las comunidades autónomas para abordar la posición común de cara a la futura negociación de la Política Agraria Común (PAC) que comenzará a partir de 2021.

En unos años, dijo, se empezará a hablar de la PAC y el objetivo es preparar al sector agrario más allá del año 2021 y, para ello, incidió, es necesario tener una posición común «lo más consensuada posible» para que el Gobierno «tenga claro» lo que va a defender en la futura negociación en Bruselas.

Así lo señaló García Tejerina momentos antes de participar en el acto de celebración del Día de la Provincia de Valladolid, en el que se ensalzó este año el papel de las mujeres alcaldesas. En este sentido, la ministra destacó el papel de la mujer en el entorno rural que «tanto tira de todo» y que encuentran «oportunidades que sólo ellas las encuentran».

Un medio rural, dijo, en el que hay que tener en cuenta la importancia de la agricultura, donde el objetivo ha de ser mejorar la rentabilidad del sector. «Si somos capaces de hacer la actividad rentable será más fácil atraer a los jóvenes», sostuvo, para insistir en que si el campo tiene más rentabilidad los jóvenes se sentirán atraídos por el sector y eso contribuirá también a incrementar la población.

No obstante, recordó que ya en los últimos tiempos se ha incrementado la renta agraria pero es necesario trabajar para que sea más productiva. Así, explicó que la agricultura, la industria de transformación y la de distribución tienen que trabajar de manera conjunta para que haya una buena redistribución del trabajo y se fortalezca la cadena. Si se tienen mayores beneficios, dijo, se generará más empleo. Por eso, incidió que los retos para los próximos años será esa mejora de la competitividad, la vertebración, la calidad y la innovación.