Leonoticias

El delegado de la Junta se compromete a llevar a Agricultura el problema de los regantes de Payuelos

Canal de Payuelos.
Canal de Payuelos.
  • Guillermo García mantiene una reunión con sindicato Asaja, que aglomera al 80 por ciento de los usuarios afectados por la denegación de las ayudas, para tratar el problema vigente en la comarca de Sahagún

La organización agraria ASAJA se ha reunido este miércoles con el delgado de la Junta de Castilla y León en la provincia, Guillermo García, para trasladarle la problemática de los agricultores de la zona regable de Payuelos, dependiente de los regadíos de Riaño, a los que se están denegando las ayudas de Modernización de Explotaciones del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León.

Estas ayudas, que han estado vigentes en las últimas décadas, consistían en una subvención de hasta el 40% en inversiones en tuberías, pivot y motores de riego para aprovechar la concesión de agua en precario, anticipándose a las inversiones que en todo caso habría que hacer cuando la administración ejecute todo el plan de transformación y lleve los hidrantes a pie de parcela.

Los agricultores afectados por esta decisión de la consejería de Agricultura son los pertenecientes a la zona Centro, Cea, y Canal Bajo de Payuelos, en la comarca de Sahagún. El delegado de la Junta se ha comprometido a trasladar a la consejería de Agricultura, con una valoración suya propia, la petición que le ha formulado Asaja, organización que representa a más del ochenta por ciento de todos los agricultores de la comarca.

Asaja cree que con esta medida la Junta prefiere «que el agua se pierda inútilmente» por las regueras, cada verano, en vez de aprovecharla en un regadío eficiente y moderno que permita una transformación de cultivos y altas productividades. «La Junta pone freno, con esta media, a los agricultores más emprendedores, y les conmina a que se crucen de brazos a la espera de que la administración ejecute unos proyectos de nuevos regadíos prometidos desde hace más de treinta años».

Asaja considera inadmisible que tanto en la publicación de la Orden de ayudas como en la interpretación de la misma, se haya legislado «olvidándose de la problemática específica» del mayor proyecto de regadío de cuantos se ejecutan en España, que es Payuelos, castigando a unos agricultores, muchos de ellos jóvenes, que quieren hacer producir sus tierras, vivir dignamente del campo, y dar vida a los pueblos.