Leonoticias

La Alianza UPA-COAG cifra en 844 millones las pérdidas de los agricultores y ganaderos de Castilla y León por la «ruina de precios»

Concentración de agricultores y ganaderos en Valladolid.
Concentración de agricultores y ganaderos en Valladolid.
  • La constante caída de los precios de venta de los principales productos agrarios y ganaderos desde hace varios ejercicios se ha acentuado en los últimos doce meses, lo que está originando una pérdida continua de empleo y explotaciones agrarias que tienen que cerrar ante la inviabilidad económica de continuar en el sector

La Alianza UPA-COAG cifra en 844 millones de euros las pérdidas que han sufrido los agricultores y ganaderos de Castilla y León en esta campaña respecto a otros años de referencia en los que los precios percibidos permitían cubrir los costes de producción.

Las estimaciones realizadas por la organización se centran en los sectores productivos que más gravemente están sufriendo unos precios muy bajos, «incluso sin poder cubrir los costes de producción, como por ejemplo cereales, vacuno, ovino y caprino de leche, porcino, conejos y miel».

Esta constante caída de precios está llevando a una continua pérdida de empleos y explotaciones en los principales sectores productivos de la agricultura y ganadería regional hasta el punto de que desde el año 2008 a la actualidad han tenido que abandonar 8.628 agricultores y ganaderos a Título Principal (ATP ) de Castilla y León.

Por este motivo, la Alianza UPA-COAG ha iniciado este miércoles en Valladolid una serie de actos de protesta con el objeto de «denunciar ante la opinión pública y ante las administraciones, la situación de crisis por la que atraviesan la mayoría de los sectores productivos, proponiendo además una serie medidas de política agraria para reclamar unos precios justos».

La Alianza UPA-COAG ha denunciado en la concentración que a esta situación crítica se ha llegado por distintos motivos entre los que se encuentran «el desmantelamiento de los instrumentos de regulación de los mercados y de la preferencia comunitaria, la eliminación de los sistemas de cuotas de producción, el abuso de la posición de dominio de la gran distribución, el incremento especulativo de los costes de los insumos, con especial incidencia en la energía, los fertilizantes y las semillas, y el incremento de los costes de producción derivados del aumento de los compromisos de condicionalidad y medioambientales».

Entre las actuaciones que reclama la Alianza UPA-COAG está «reforzar las interprofesiones para negociar en condiciones justas los precios y la puesta en marcha de la Ley Agraria en Castilla y León con la prioridad de crear la figura de un mediador que en caso de desencuentro entre productores e industrias sus decisiones tengan un carácter vinculante».

Además «reivindicamos una serie de actuaciones en materia de costes de producción como es una fiscalidad más justa incrementando del IVA compensatorio al sector ganadero equiparándolo a la agricultura», añaden desde la agrupación.

Por otra parte, en materia de tarifas eléctricas las dos principales propuestas que efectúa la Alianza es que «se implante un contrato específico y adaptado a las características del consumo en el sector agrario». En el caso de los regadíos es «imprescindible adaptar un contrato de temporada que se adecúe a las características de esta actividad y sea realmente operativo para los regantes».

A nivel de fertilizantes y semillas, «nuestra organización reclama sentido común con precios ajustados al momento actual del precio del petróleo, y exigimos máximo respeto al derecho de los agricultores para utilizar, intercambiar y vender sus propias semillas, y en este sentido los agricultores que utilizan o hacen venta directa de semillas como complemento de su actividad, deben estar exentos de las mismas exigencias que el resto de operadores», insisten los representantes de UPA-COAG.