Leonoticias

La UE adoptará medidas para evitar tensiones con la desaparición de las cuotas de azúcar

  • La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, asegura que las medidas sobre el vacuno de leche «empiezan a surtir efecto»

La UE moverá ficha para evitar tensiones en 2017 en el sector remolachero con la desaparición de las cuotas, como ha ocurrido con el sector lácteo, y el Ejecutivo comunitario ya anuncia que se pondrán en marcha medidas específicas para el cultivo. El comisario de Agricultura, Phil Hogan, destacó hoy que se mantendrá el almacenamiento privado, se impulsarán acuerdos colectivos entre agricultores y empresas productoras, y se protegerá al sector ante las importaciones.

En este sentido, también se crea un Grupo de Expertos del sector para abordar el periodo de transición immeditamente después del fin de las cuotas, con el objetivo de evaluar la situación. Según cálculos de la Comisión, el fin de las cutoas creará «una nueva situación que ofrecerá nuevas oportunidades».

Preguntada al respecto, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García-Tejerina, rechazó que el cultivo de remolacha vaya a sufrir un colapso de precios parecido al que sufrió el sector lácteo. «No es comparable», remató.

Los ministros de agricultura de la UE abordaron este lunes en Luxemburgo el futuro del sector azucarero ante el inminente fin de las cuotas a partir de septiembre de 2017. Hogan advirtió de que «no se puede excluir» un posible descenso de los precios del azúcar, un sector que afecta especialmente a España.

«Las perspectivas de una posible volatilidad de precios en el periodo immediatamente después de la abolición de las cuotas no se puede excluir. No obstante, la existencia del sistema de cuotas no significa necesariamente que no haya una volatilidad de precios», esgrimió Hogan en el encuentro con los ministros.

Mejoras en el sector lácteo

Por su parte, el Ejecutivo comunitaro también abordó la complicada situación que ha vivido en el último año y medio el sector lácteo, aunque el comisario Phil Hogan cree que se empiezan a ver señales positivas.

«Los precios de la leche empezaron a augmentar a partir de agosto. De media, los precios de los productos lácteos se incrementaron un tres por ciento en agosto (hasta 26,4 céntimos el kilo) y se estima en que se ha crecido hasta un punto más en septiembre», señaló Hogan en su intervención.

El pasado verano la Comisión Europea puso en marcha un nuevo paquete financero de 500 millones de euros para hacer frente a la crisis del sector lácteo. La ayuda estaba desglosada en dos partes, la primera se trata de 150 millones específicos para reducir la producción y 350 como ayudas para las pequeñas explotaciones ganaderas más expuestas a la volatilidad del mercado. En este sentido, el comisario anunció que la medida ha tenido una importante acogida, y a la que se han acogido 52.000 productores en toda la UE.

A este respecto, la ministra García-Tejerina, considera que las medidas que se han tomado hasta ahora «empiezan a surtir efecto», gracias a la reducción de la oferta que La UE moverá ficha para evitar tensiones en 2017 en el sector remolachero con la desaparición de las cuotas, como ha ocurrido con el sector lácteo, y el Ejecutivo comunitario ya anuncia que se pondrán en marcha medidas específicas para el cultivo. El comisario de Agricultura, Phil Hogan, destacó hoy que se mantendrá el almacenamiento privado, se impulsarán acuerdos colectivos entre agricultores y empresas productoras, y se protegerá al sector ante las importaciones.

En la reunión también se abordó la revisión de la conocida como directiva ómnibus de la Política Agraria Común (PAC), con el objetivo de que mejoren los pagos directos a agricultores a través de una reducción de las cargas administrativas. Entre las propuestas de reforma que anunció el Ejecutivo destacan las que afecta a los programas de desarrollo rural, en que los pagos ofrecerán más medidas ante posibles crisis que sufra el sector. Asimismo, pretende reducir la burocracia para acceder a créditos, especialmente para los jóvenes agricultores, con mayores dificultades para pedir préstamos financieros.

Cambios en la PAC

Por otra parte, Hogan anunció cambios en la regulación de los pagos directos de la PAC. En este sentido, el Ejecutivo comunitario quiere proponer una mayor libertad a los Estados miembros para decidir sobre la definición de «agricultor activo». Hasta ahora, la regulación actual marca que son «agricultores activos» aquellos que obtienen beneficios y se dedican al trabajo de una explotación agrícola. Pese a ello, los Estados miembros ahora podrán elegir si quieren seguir aplicando esta definición. Según esgrime la Comisión, con una mayor libertad, los Estados podrán reducir la carga burocrática a la que se ven sometidos los agricultores.

Preguntada por este cambio en la regulación, la ministra española se mostró tajante y rechazó el apoyo de España. Considera que la actual legislación ya es correcta. «Hemos hecho un esfuero muy importante, aprovechando todos los mecanismos para que las ayudas solo fueran para aquellas explotaciones que tenian actividad agraria. Es decir, explotaciones que tienen actividad que están generando riqueza y empleo», esgrimió Tejerina.

La titular española añadió que gracias a la regulación actual, se ha reducido «el número de beneficiarios en un 12,5 por ciento de la PAC». «Podemos decir que hemos hecho una limpieza de aquellas personas que eran perceptoras de la PAC pero que no eran agricultores. Hay el mismo número de agricultores, pero un menor número de perceptores de la PAC (…) por lo que no vamos a dar marcha atrás», advirtió la ministra.