Leonoticias

Castilla y León recibe casi 12 millones para políticas en materia agroindustrial

  • Los 9,3 millones para desarrollo rural permitirán a la Junta "avanzar con tranquilidad" en las diferentes líneas

Castilla y León recibirá casi 12 millones de euros del Estado para el desarrollo de la política agroindustrial. De este modo, se convierte en la comunidad que más financiación recibe del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) en este apartado, ya que ingresará el 17 por ciento de los 68,4 millones que ha repartido entre las distintas autonomías.

La distribución se aprobó hoy en Madrid durante la Conferencia Sectorial de Agricultura que presidió la ministra del ramo, Isabel García Tejerina. Al término del encuentro, la consejera Milagros Marcos explicó que dicho presupuesto estará vinculado a tres conceptos “prioritarios” para Castilla y León.

La mayor partida va dirigida al Programa de Desarrollo Rural 2014-2020. De los más de 48,5 millones de euros que ha distribuido el Ministerio, a Castilla y León le corresponden más de 9,3 millones, lo que supone el 19,2 por ciento del total de los fondos, siendo de nuevo el territorio que más financiación percibe.

A esta cuantía hay que sumar la aportaciones de la Comisión Europea y de la Junta de Castilla y León, de modo que el presupuesto total asciende a cerca de 66 millones. En este sentido, Milagros Marcos destacó que estos fondos permitirán a la Junta "avanzar con tranquilidad durante lo que queda de año y a principios de 2017 en el desarrollo de líneas tan importantes como la incorporación de jóvenes al sector o la modernización de las explotaciones”.

Por otra parte, la Junta recibirá 1,5 millones de euros para programas de vigilancia, control y erradicación de enfermedades animales. La administración autonómica considera prioritaria la mejora sanitaria de la cabaña ganadera, al ser un pilar fundamental de la economía del sector y una de las claves en el mantenimiento de la competitividad y rentabilidad de la renta ganadera. Por ello, estos programas son una herramienta “fundamental” para la mejora de la sanidad animal y el instrumento que ha permitido, junto al trabajo del propio sector, reducir la prevalencia de las enfermedades ganaderas en los últimos años.

En este sentido, fuentes de la Junta celebraron que en lo que respecta a la tuberculosis bovina, haya descendido el número de explotaciones positivas sobre el total de explotaciones saneadas por debajo del dos por ceinto. Y en brucelosis, la prevalencia ha sido del 0,1 por ciento, por lo que la Consejería presentó a la Comisión Europea el expediente para la obtención del estatus de “oficialmente libre” de esta enfermedad en las provincias de Burgos, Soria y Valladolid.

En el caso de la brucelosis ovina y caprina, en marzo de 2013 la Comisión Europea declaró a Castilla y León como región libre de estas enfermedades, lo que supuso “un gran avance” en la libertad de movimientos de los animales, con la consiguiente ventaja competitiva para el sector, puesto que implica alcanzar el estatus sanitario de otros países europeos como Alemania, Reino Unido e Irlanda y un estatus superior que en Portugal o Grecia.

Plagas y enfermedades vegetales

Asimismo, la comunidad ha recibido un tercer montante económico de más de 809.000 euros para programas de vigilancia, control y erradicación de plagas y enfermedades vegetales. Estos fondos permitirán ejecutar los programas sanitarios agrícolas que se incluyen en el Plan Regional de Controles Oficiales de Sanidad Vegetal para 2016. Su objetivo es detectar cualquier organismo nocivo y con ello mejorar la competitividad de las explotaciones agrícolas, así como ofrecer al consumidor alimentos sanos y de calidad.

Milagros Marcos sostuvo que este presupuesto servirá para “poner más énfasis” en materia sanitaria animal y vegetal, “evitando el uso de productos fitosanitarios en la medida de lo posible”. Además, incidió en que ayudará a ahondar aún más en los controles, vacunaciones y ayudas a los ganaderos que deben hacer frente a sacrificios de reses.

Leche

Por último, se aprobó la distribución de dos millones de euros para llevar a cabo el Programa de Consumo de Leche en las Escuelas, en el que Castilla y León recibió 69.000 euros. Se trata de una iniciativa que no pretende sólo promover el consumo en los colegios sino conseguir que los pequeños de la casa incluyan en su dieta diaria productos lácteos. Para ello, “se están estudiando proyectos novedosos” y pronto la Junta abrirá una convocatoria para seleccionar empresas suministradoras.

En otro orden de asuntos, la consejera trasladó a la ministra la posición de Castilla y León en lo que se refiere al reglamento omnibus, que busca flexibilizar la definición de agricultor activo. A este respecto, Milagros Marcos defendió que “quienes realmente deben percibir las ayudas son quienes viven de la agricultura”.