Leonoticias

Juan Vicente Herrera inaugura la feria Salamaq 2016.
Juan Vicente Herrera inaugura la feria Salamaq 2016. / Arranz

Herrera ensalza la profesión agraria y ganadera al ser «incapaz de rendirse»

  • Aboga por huir del «triunfalismo» de las buenas noticias y plantea la preocupación por unos precios «inestables»

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ensalzó este miércoles a la profesión agraria y ganadera que ha demostrado, según reconoció, que «es incapaz de rendirse». Un sector, el primario, dijo, sin el que no se puede concebir la Comunidad Autónoma y al que prestó el apoyo «decidido» de todas las administraciones, durante la inauguración de la Feria agropecuaria Salamaq'16, que se celebra hasta el domingo en la ciudad salmantina.

Herrera, que realizó un breve discurso bajo una protesta de la Plataforma Stop Uranio que denunciaban la intención de instalar una mina de cielo abierto en Retortillo y Yecla de Yeltes, reconoció al sector su «resistencia ejemplar» durante la crisis económica, sus «ganas de invertir y su voluntad de mejorar su capacidad productiva». «Toda una lección que ahora nos debe animar para superar las dificultades presentes y seguir adelante, asegurando el futuro de la actividad en el medio rural y la supervivencia de nuestros pueblos, que son seña de identidad de Castilla y León», remarcó.

Asimismo, incidió en que el sector agrario tiene un potencial que hay que «aprovechar y fortalecer» a través del compromiso «firme e inequívoco» de la Junta de Castilla y León. «Una clara apuesta por su contribución a la cohesión territorial y social de la Comunidad. Por su aportación a la economía regional y por su capacidad para un suministro aún mayor de la materia prima necesaria para nuestra industria agroalimentaria».

En Salamanca, sostuvo, se da esta cita «obligada» para un sector «cada vez más profesional» que apuesta con la inversión por la mejora genética, dado que en la feria hay 1.600 ejemplares de ganaderías selectas de vacuno, ovino, caprino, porcino y equipo con 41 razas diferentes y 600 ejemplares de aves.

A juicio de Herrera, visitar esta feria es acercarse a la realidad de un sector «siempre compleja» pero también «admirablemente dinámica» que se manifiesta en la incorporación media al sector de 1.000 jóvenes, la tramitación de 1.000 proyectos de mejora de explotaciones al año o en la inversión creciente en bienes de equipo y maquinaria.

En este sentido, el presidente recordó que el 15 por ciento de la maquinaria agrícola nueva que se adquirió en toda España se hizo en Castilla y León con más de 4.000 tractores, cosechadoras y máquinas de siembre y recogida, que se incorporaron a las explotaciones de Castilla y León. También resaltó Herrera el crecimiento de las exportaciones procedentes de la industria agroalimentaria y sus marcas de calidad, pero también de la producción ganadera no transformada, cuyo valor alcanzó el año pasado 757 millones de euros.

Herrera indicó también que, con carácter general los valores productivos de este año están favoreciendo un incremento del VAB agrario, que ha llevado a que la economía de Castilla y León ha crecido por encima del tres por ciento. No obstante, abogó por huir de «visiones triunfalistas» pues «junto a las buenas noticias sobre el volumen de algunas producciones también está la preocupación por la evolución de unos precios inestables cada vez más dependientes de los mercados globales.

Tampoco olvidó a los sectores que están atravesando una crisis, como el lácteo con precios «escandalosamente a la baja» provocados por la eliminación de cuotas, incrementos de producción, disminución de consumos y hasta restricciones a las exportaciones. Por eso, afirmó, la prioridad es seguir trabajando en medidas estructurales, de entre las cuales destacó las plataformas de productividad y competitividad para integrar las necesidades de productores, transformadores y distribuidaores.

En su intervención, el presidente de la Junta subrayó la importancia de la feria salmantina, a la que consideró «un magnífico escaparate» del potencial agrario de la Comunidad, que se basa en un sector primario «esencial» para la vida de los pueblos y que representa en torno al cinco por ciento de la economía regiional y que es fuente principal de materias primas para una industria «de calidad» que supone más del 27 por ciento de toda la producción industrial de la Comunidad.

Esta, dijo, es una feria «a la altura» de una provincia con vocación ganadera «firmemente arraigada en su historia, cultura y economía» en la provincia española «con mayor tradición ganadera».

Una feria, que es la mejor demostración del esfuerzo que se está haciendo para denfeder el presente y garantizar el futuro de este sector».