Reivindicar el emprendimiento rural con «ilusión, realismo y orgullo»

El empresario berciano de 'Prada a Tope', Jose Luis Prada. / César Sánchez

Las ponencias enmarcadas dentro de la presentación del Bierzo Hub exponen ejemplos de éxito de las empresas radicadas en los pueblos

N. BARRIO

Dos mesas redondas para marcar el camino. Este fue el objetivo de las ponencias realizadas a la sombra del Bierzo Hub, en las que exponer el potencial de las ideas emprendedoras llevadas a cabo desde el medio rural.

Luis del Olmo fue el encargado de abrir la primera de las mesas redondas, que con el terruño y su valor de futuro por título llevó el debate por la importancia de reivindicar lo propio sin necesidad de exaltar lo foráneo simplemente por el hecho de serlo. El reconocido periodista hizo bandera de su tierra, El Bierzo, comarca “en la que ahora se fijan desde la Junta y espero que dure mucho, porque no siempre fue así”.

Pero sin duda uno de los platos fuertes de la mesa redonda era la intervención del que en la jornada del martes ejercía de anfitrión. José Luis Prada, de Prada a Tope, realizó una sentida reivindicación de lo propio, ironizando sobre que “ahora los catalanes están asustados por lo que hacemos, sin cava ni champán”. De la misma forma defendió el éxito de la apuesta de León “por hacer productos de calidad y no de medio pelo”.

Así, llamó a la Junta a creer en El Bierzo y en León, reivindicando que ésta es una apuesta “de éxito”, y tampoco dejó pasar la oportunidad para llamar la atención de los alcaldes bercianos, “para que mantengan la tradición y faciliten el crecimiento de sus pueblos”.

El viticultor Raúl Pérez, Ignacio Argiles (de la empresa Nufri) y Santiago Miguel (de Hermi) expusieron los casos de sus empresas, manteniendo constante el apego y la “íntima relación” con la tierra en la que producen. De la misma forma, todos coincidieron en la necesidad de “reinventarse, crear y unirse”.

Vinculación con el territorio

Una vez tratada la tierra, tocaba poner el foco sobre el sector de la agroalimentación, que no deja de ser la gran baza de Bierzo Hub. Felix Moracho, de la empresa segoviana Huercasa era el encargado de moderar la mesa en la que tomó parte Tomás Pascual, de Calidad de la famosa empresa láctea, que expuso la fuerte vinculación con el territorio tando de él mismo como de la empresa, animando a no tener frenos a la hora de lanzarse a llevar a cabo la idea.

Isabel Pérez, de IBSA), empresa que comercializa conservas vegetales radicada en El Bierzo, explicó que la factoría se encargada de muchas de las marcas blancas de los principales supermercados del país, poniendo su ejemplo como sinónimo de que “se puede”.

Curioso es el caso de Cascajares, empresa que tomó el capón como producto que llegó a pedirse “incluso para bodas” gracias a “cubrir una producción a medida”.

Juan Manuel González, del Grupo Siro, apostó a su vez por “soñar alto, porque el que hace lo mismo que los otros 25, se convierte en uno de los 26 prescindibles”, al tiempo que animó a los bercianos “a creérselo”.

Fotos