PSOE y Podemos cargan contra el PP por su negativa a «reactivar» la Fundación Ciudad de la Energía

Imagen de la Ciudad de la Energía./
Imagen de la Ciudad de la Energía.

Podemos respalda la moción pese a lo inicialmente advertido desde el PSOE | Graciliano Palomo, reprocha que el Gobierno paralice las investigaciones de la Fundación Ciudad de la Energía

LEONOTICIASLeón

El portavoz del PSOE en Medio Ambiente y Cambio Climático, Graciliano Palomo, ha lamentado el rechazo del PP a una moción dirigida a reactivar la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) y le ha reprochado que esta fundación pueda acabar siendo un “legado de cenizas”. Se trata de una moción que además ha contado con el respaldo de Podemos, pese a lo inicialmente advertido en un comunicado de la formación socialista.

Palomo ha reprochado al Gobierno que, además de paralizar las investigaciones de la Ciudad de la Energía desde 2014, introdujo en los Presupuestos de 2017 el desmembramiento de la misma y ha subrayado que “es una hazaña digna del mismísimo Donald Trump”.

El parlamentario del PSOE ha advertido de que “España no puede seguir perdiendo más tiempo en el desarrollo de las tecnologías de captura y almacenamiento del CO2. No se puede seguir incumpliendo el compromiso adquirido con la firma del Acuerdo de París en la lucha contra el cambio climático. No se puede seguir manteniendo infrautilizadas unas instalaciones de primer nivel mundial que han sido mayoritariamente financiadas por la Unión Europea y que podría reclamar la devolución de las ayudas. No se puede mantener de brazos cruzados a un gran equipo de investigadores, un capital humano de primer nivel que han sido pioneros y han alcanzado el éxito experimental antes que cualquier otro país”.

Graciliano Palomo ha pedido el voto para su moción con el objeto de que “el Gobierno no persista en las políticas erróneas y caóticas implementadas por el atrabiliario y lamentable exministro Soria”. “Les pido que piensen en el cambio climático. Les pido que apoyen la tecnología de captura del CO2 para poder seguir utilizando combustibles autóctonos. Les pido que piensen en la ciencia y en la tecnología españolas. Les pido, en definitiva que la CIUDEN no forme parte de un legado de cenizas. Les pido su apoyo para que se retomen cuanto antes los trabajos de investigación para la captura y almacenamiento del CO2 en una planta pública en la que, además, se pueden probar los avances logrados por los Institutos de investigación y las Universidades españolas que también trabajan en esta materia”.

La moción socialista proponía reanudar los trabajos de captura y almacenamiento de CO2 en Cubillos del Sil (León) y Hontomín (Burgos), adecuando las instalaciones para acometer el desarrollo a escala semi-industrial de los últimos avances en la materia alcanzados en los laboratorios y plantas piloto de Universidades e Institutos Tecnológicos nacionales e internacionales.

Los socialistas también reclamaban incorporar al Mapa de infraestructuras Científica y Técnica Singular (ICTS) las instalaciones de la Fundación Ciudad de la Energía y diversificar las investigaciones y/o desarrollos en campos relacionados con las energías renovables y el almacenamiento de energía, ya propuestos y diseñados por el equipo técnico de la Ciuden, lo que permitirá optimizar la rentabilización de las instalaciones actuales.

Por último, se pedía reanudar las actividades previstas en el Museo de la Energía (Ponferrada) y en el Centro de Formación Vivero de Igüeña.

Graciliano Palomo ha concluido recordando que “en las últimas semanas se ha dado a conocer que en Islandia, en la planta geotérmica de Hellisehidi, ya han conseguido la tecnología para capturar no solo el CO2 emitido por la planta sino el existente en el aire que respiramos y, sobre todo, convertir ese CO2 en mineral basáltico carbonatado, es decir, conseguir el proceso que le lleva miles de años a la naturaleza en una mínima fracción de tiempo”.

“Mientras todo esto ocurre, la mayor instalación preindustrial de captura de CO2 de Europa, en Cubillos del Sil (fotografía), mimada y financiada por la Unión Europea, después de alcanzar el éxito a escala preindustrial languidece por la miopía, el sectarismo y la errática política del Ministerio”, ha finalizado.

Contenido Patrocinado

Fotos