PSOE e IU en Cacabelos exigen a Adolfo Canedo que dimita como concejal y consejero comarcal

Adolfo Canedo. /
Adolfo Canedo.

Ambas formaciones entienden que el anuncio de baja del partido es «una maniobra de cara a la galería» que se ciñe al ámbito interno del partido

ICAL León

El PSOE e IU de Cacabelos exigieron al exalcalde y portavoz del Grupo Municipal Popular en el Consistorio berciano, que deje su acta de concejal y también en el Consejo Comarcal, ya que al solicitar la baja en el PP -tal y como hizo ayer tras conocer la apertura de juicio oral- tiene que ser “consecuente” con las promesas que hizo durante la campaña electoral. Los socialistas pidieron al PP a través de un comunicado “que dejen de escurrir el bulto y asuman responsabilidades” en lugar de “tratar de confundir” a la opinión pública.

Más información

Los socialistas aclararon que “una cosa es darse de baja de un partido y otra dimitir de un cargo público en un ayuntamiento” e incidieron en que, al contrario que el PP, el PSOE tiene al frente del Ayuntamiento de Cacabelos a un alcalde que “toma sus decisiones para defender a los trabajadores municipales, como es su obligación” en lugar de por “no reconocer los derechos laborales de una trabajadora y comprometiendo el futuro laboral de otra”.

A juicio de los socialistas, el PP en Cacabelos está “quedando bien y no gastando nada”, y estimaron que “no es suficiente” dejar el partido sino que la situación requiere que Adolfo Canedo “dimita de todos sus cargos públicos” tanto en el Ayuntamiento como en el Consejo Comarcal, al haber demostrado “su incapacidad” para representar al municipio berciano.

En la misma línea se expresaron los representantes de IU de Cacabelos, quienes entendieron el anuncio de ayer de Adolfo Canedo es “una maniobra cara a la galería” que se ciñe al ámbito interno del partido, si bien “el afectado” sigue disfrutando de sus “privilegios” tanto en el Ayuntamiento de Cacabelos como en el Consejo Comarcal del Bierzo. Por eso, la formación de izquierdas aclaró que será cuando dimita de sus cargos públicos y no antes cuando se le podrá “tomar en serio” después de “demasiadas lecciones de legalidad y de moral”.

Contenido Patrocinado

Fotos