El plan para mejorar la seguridad y convivencia en colegios e IES intervino en 557 actuaciones en la provincia

La subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata, junto al alcalde de Bembibre, Jose Manuel Otero (2D), el delegado de la Junta en León, Guillermo García (D), y diferentes mandos policiales, durante la presentación del plan./César Sánchez
La subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata, junto al alcalde de Bembibre, Jose Manuel Otero (2D), el delegado de la Junta en León, Guillermo García (D), y diferentes mandos policiales, durante la presentación del plan. / César Sánchez

Las nuevas figuras delictivas asociadas a las redes sociales son la principal preocupación de las autoridades

D. ÁLVAREZBembibre

La subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata, explicó hoy en Bembibre que la aplicación del plan director para la convivencia y la mejora de la seguridad en los centros educativos supuso la puesta en marcha de 557 intervenciones con alumnos, ampas y profesorado de más de cien colegios e institutos de la provincia durante el curso pasado. Mata, que acudió a dar el “pistoletazo de salida” a las actuaciones de este curso, aseguró que “las figuras delictivas ligadas a las redes sociales, como el acoso, el 'bullying' o el 'sexting'”, son las principales preocupaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Al respecto, Mata elogió la “labor ingente” de los agentes de Policía y Guardia Civil para llevar a cabo una “actualización contínua” de los conocimientos sobre estas materias. En ese sentido, la subdelegada recordó que el plan director “está vivo” y “cambia según las necesidades” que se detecten. Las sesiones de presentación del plan director, implantado en 2007, también permiten a los alumnos “aprender cuáles son sus derechos y qué cosas no se pueden hacer en un Estado de Derecho”, explicó Mata.

En la misma línea, la subdelegada del Gobierno confió en que el evento sirva de “generador de vocaciones” al presentar el trabajo diario de los profesionales de la seguridad a los alumnos de ESO y Bachillerato. Al respecto, Mata recordó que la provincia de León cuenta con más de 500 efectivos de la Policía Nacional en las cuatro comisarías del territorio -León, Ponferrada, Astorga y San Andrés-, a los que se suman más de 1.300 agentes de la Guardia Civil. “Podemos estar contentos”, aseguró Mata, que reconoció que “reforzar la seguridad es una demanda constante de los ciudadanos”.

Por su parte, el delegado territorial de la Junta en León, Guillermo García, destacó la importancia de que sean “profesionales” los que informen a los jóvenes de los “peligros” que se pueden encontrar. “Los sistemas educativos deben enseñar una cosa básica en la vida, que es la convivencia”, aseguró García, que elogió el papel de los programas de mediación entre escolares, que promueven que los propios alumnos puedan resolver sus conflictos.

En la misma línea, el alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, expresó su “satisfacción” por ejercer de anfitrión del acto y confió en que sirva para que “los alumnos vean que Policía y Guardia Civil son amigos que pueden ayudar a resolver los problemas”.

Entrega de diplomas y exhibición

El acto que se desarrolló en el salón de grados del IES Álvaro Yáñez de la capital del Bierzo Alto incluyó la entrega de diplomas a los centros de Bembibre, a los representantes de las ampas y a miembros de la Guardia Civil y de la Policía. A continuación, los escolares se desplazaron al patio del centro para asistir a una exhibición de medios de ambos cuerpos.

Más de una treintena de agentes de cada cuerpo pusieron en marcha un simulacro en el que las estrellas fueron las unidades cinólogicas, formadas por perros antidroga y especializados en la detección de explosivos, así como los técnicos en desactivación (Tedax) y el grupo de rescate en montaña (Greim).

Contenido Patrocinado

Fotos