Piden cárcel para los responsables de dos constructoras por el accidente de un peón

El herido trabajaba como señalista en la obra de una carretera en El Bierzo.

El trabajador sufre importantes lesiones después de que un camión le pasase por encima del tobillo | La Fiscalía imputa también al conductor de la máquina como autor de un delito de lesiones

A.C.

El Juzgado de lo Penal nº2 de León juzgará el 16 de octubre a los responsables de dos constructoras como responsables de un delito contra los derechos de los trabajadores por un accidente que sufrió un peón en una obra y que sufrió importantes secuelas. La Fiscalía pide para cada uno de ellos dos años de cárcel.

Los hechos se remontan al 18 de julio cuando la víctima, peón de una UTE de dos constructoras, estaban desarrollando su labor como señalista en una obra en la carretera que une Ponferrada con La Espina, concretamente, dirigiendo la maniobra de un camión que cargaba escombro en la zona.

En ese momento, la rueda de la pala que conducía un segundo trabajador, acusado en este proceso, le paso por encima del tobillo y pie derecho, causándole una luxación y una fractura en la zona. Una herida que requirió de un tratamiento médico, ortopédico, quirúrgico y rehabilitador, y que tardó en curar 314 días en los que el trabajador permaneció de baja, de los que 90 estuvo hospitalizados.

Asimismo, el herido quedó incapacitado para desarrolla trabajos que impliquen estar mucho tiempo de pie o andar por superficies irregulares. La Inspección de Trabajo levantó un acta por infracción grave, proponiendo como sanción una multa de 600 euros.

Imprudencias

Según el escrito de la acusación pública, cuando tuvieron lugar los hechos, el conductor de la pala no comprobó la existencia de personal en el radio de acción de la máquina ni tampoco advirtió su presencia mediante señales acústicas, pudiendo haber observado al herido si hubiera actuado debidamente, algo que no hizo al circular con el cazo elevado que reducía por completo la visibilidad.

Por su parte, el coordinador de seguridad y salud de la UTE, y también acusado, permitió que en el lugar del trabajo circularan vehículos pesados existiendo un único señalista para coordinar las maniobras, a pesar del grave riesgo de accidente y del requerimiento realizado meses antes por la Inspección de Trabajo a fin de que se utilizasen más señalistas.

Por su parte, los dos jefes de equipo de la UTE omitieron su deber de dar instrucción a los trabajadores de las distintas empresas a fin de que los movimientos de la zona fueran realizas en condiciones seguras. Mientras que el encargado de la subcontrata de la obra y propietaria de la pala cargadora, también acusado en la causa, incumplió sus deberes profesionales de supervisar la actividad desarrollada por la maquinaría.

El Ministerio Fiscal entiende que el conductor de la pala es autor de un delito de lesiones por imprudencia grave y solicita una pena de un año y seis meses de prisión. Por su parte, solicita dos años y una multa de 10 meses con una cuota de 15 euros diarios para los cuatros restantes al considerar que sus hechos son constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores.

Fotos